El presidente Donald Trump culpó el miércoles del mortal atentado en Nueva York al programa de asignación por lotería de la “green card”, el permiso de residencia en Estados Unidos, y llamó a que las visas se otorguen únicamente por “mérito”.

Trump dijo que Sayfullo Saipov, quien embistió con una camioneta a ciclistas y peatones en una ciclovía de Manhattan el martes, matando a ocho personas, había ingresado a Estados Unidos gracias al “Programa de la Lotería de Visas de Diversidad” del Departamento de Estado, instaurado en 1990.

El mandatario responsabilizó por este sistema para residir legalmente en el país al senador Chuck Schumer, un demócrata de Nueva York, a pesar de que el plan recibió un rotundo apoyo de ambos partidos y fue promulgado por un presidente republicano, George Bush padre.

“El terrorista llegó a nuestro país a través del llamado ‘Programa de Lotería de Visas de Diversidad’, una belleza de Chuck Schumer. Quiero una inmigración basada en méritos”, tuiteó Trump.

“Estamos luchando duro por la inmigración basada en méritos, no más sistemas de lotería demócratas. Debemos ser MUCHO más duros (y más inteligentes)”, agregó.

Saipov, de 29 años, llegó a Estados Unidos desde Uzbekistán en 2010, según se informó.

Reportes de prensa no confirmados indicaron que ingresó al país por ese programa del Departamento de Estado, que apuntaba a diversificar los orígenes de las personas a las que se les otorga la residencia permanente en Estados Unidos.

El programa otorga de manera aleatoria 50.000 visas de residencia al año.

En los últimos cinco años, el sistema favoreció a países con una tasa de emigración a Estados Unidos relativamente baja, con la mayoría de la visas adjudicadas a África.

Schumer rápidamente respondió a Trump.

“Siempre creí y sigo creyendo que la inmigración es buena para Estados Unidos”, dijo en un comunicado.

“El presidente Trump, en lugar de politizar y dividir a Estados Unidos, lo que siempre parece hacer en tiempos de tragedia nacional, debería centrarse en la solución real -la financiación contra el terrorismo- que propuso recortar en su presupuesto más reciente”, agregó.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, dijo que los investigadores determinaron que Saipov estaba interesado en el grupo yihadista Estado Islámico (EI) y sus tácticas de terror, pero señaló que hasta ahora no había evidencia de que otros lo ayudaran a planear el ataque.

Poco después del atentado, Trump anunció que había ordenado al Departamento de Seguridad Interior que intensificara la “investigación exhaustiva” de viajeros a Estados Unidos, operaciones destinadas a excluir potenciales terroristas.

“Ser políticamente correcto está bien, ¡pero no para esto!”, escribió en Twitter.