Nueva York, Estados Unidos. Las reservas estadounidenses de crudo bajaron más de lo esperado en la semana cerrada el pasado viernes, informó este jueves el departamento de Energía.

Al 22 de diciembre los inventarios habían mermado en 4,6 millones de barriles a 431,9 millones cuando analistas consultados por la agencia Bloomberg esperaban una caída de solo 3,75 millones.



Con este volumen las reservas comerciales son 11,1% menores a las de la misma época del año pasado.

Las reservas de gasolina tuvieron un incremento de 600.000 barriles. Los analistas esperaban que el aumento fuera de 1,35 millones.



Los stocks de destilados (como el aceite de calefacción, por ejemplo) se acrecentaron en 1,1 millones de barriles cuando los expertos estimaban que estancarían.



La producción bajó tras siete semanas en nivel récord: las extracciones tuvieron un promedio de 9,75 millones de barriles por día contra 9,79 millones de la semana anterior.

Entérate más:  ADOCCO acusa al ministro de Energía y Minas de malversar 34 millones en remodelación oficina