¿Existe alguna forma de que sea más inteligente al usar mi teléfono inteligente?

Resulta que si hay y no tienes que recurrir a nada drástico, según el profesor de la Universidad de Baylor James Roberts, cuya investigación se enfoca en la adicción a los celulares y en cómo nos relacionamos con ellos.

Estos son algunos de sus consejos para hacer eso.

5Revisa cuánto tiempo lo usas

“El primer paso en el autocontrol es la conciencia”, señala Roberts. Eso significa que su primer consejo para las personas es empezar a poner atención a cómo y por qué estás usando el teléfono.

Puedes descargar alguna aplicación (por ejemplo, Moment) que rastrea el uso general y el tiempo que le dedicas a varias aplicaciones. (Te sorprenderás al saber exactamente cuántos minutos u horas, pierdes en Instagram todos los días) Roberts lo llama “usar a la tecnología en su contra”, pero si eso se te hace contradictorio puedes irte con el viejo infalible: un diario. ¿Lo usas porque estás aburrido? ¿Porque te sientes incomodo? Descubre el por qué y puedes comenzar a aliviar tu dependencia.

Y a partir de ahí, puedes canalizar dicho aburrimiento o incomodidad en otra cosa, más útil, por ejemplo, en ese libro que no se ha movido de tu buró en semanas, o tomando agua.