El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se entrevistará este miércoles con su homólogo ruso, Vladimir Putin, en Moscú, para abordar una posible ayuda financiera de Rusia.

“Las discusiones se centrarán en la ayuda que las autoridades venezolanas necesitan”, declaró el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, a los periodistas, negándose a dar más detalles, especialmente sobre el monto que podría prestar Rusia a su aliado latinoamericano.

Según él, la situación económica venezolana “sigue siendo complicada” aunque “se constatan indicios de mejora”.

Maduro busca el apoyo de sus aliados a poco más de un mes de asumir un segundo mandato, aunque se enfrenta al rechazo de gran parte de la comunidad internacional.

El mandatario venezolano anunció el lunes que viajaba a Moscú para “una visita de trabajo necesaria” que, aseguró, permitirá “cerrar el año 2018 con broche de oro en cuanto a las relaciones estratégicas que Venezuela construye con el mundo”.

Venezuela atraviesa una profunda crisis económica, reflejada en escasez de alimentos y medicinas y una inflación que –según el FMI– llegará a 1.350.000% este año y a 10.000.000% en 2019.

Reelegido en mayo en unas elecciones cuyos resultados no son reconocidos por la mayoría de la comunidad internacional, Maduro iniciará su segundo mandato el 10 de enero.

El presidente estadounidense Donald Trump acusa al heredero del fallecido Hugo Chávez (1999-2013) de “dictador” y de violar los derechos humanos, sin descartar una intervención militar.