Santo Domingo. Aun cuando domina una difusión tendenciosa de rumores, las líneas de comentarios y la opinión pública nacional, sobre todo en el Congreso Nacional, el proyecto de ley que convocaría a la asamblea revisora para una eventual reforma a la Constitución no aparece en la agenda de la sesión que celebrará hoy la Cámara de Diputados.

Indica el periódico Listín Diario que en caso de ser solicitado un cambio en el orden del día, para incluirlo se necesitará del voto de las dos terceras partes de los presentes, como requisito para aprobarlo. Mientras tanto, el país continúa en una especie de vilo por cuando pueda suceder hoy. Ayer se produjeron opiniones de líderes y dirigentes políticos sobre este tema.

Es que los rumores sobre la inminente llegada del proyecto a la sede del Congreso ha “disparado la alarma” de oficialistas y opositores, sobre todo los seguidores del expresidente Leonel Fernández, como los de Luis Abinader.

La expectativa de la reforma lleva tres semanas. Si hoy no se deposita el proyecto, al Congreso sólo le quedarían 10 días hábiles para hacerlo, pues la actual legislatura termina el 26 de este mes.

Sin embargo, el presidente de la República tiene, hasta el 14 de agosto, la facultad constitucional de convocar una legislatura extraordinaria, y esto porque el 16 comienza la segunda de este año.