La prisión de Bastoy está ubicada en la isla de Bastoy, Noruega y puede albergar hasta 115 presos

Los presos no viven en celdas, sino en casetas compartidas con otros reclusos. Tienen su propia habitación y comparten zonas comunes.

11

Al entrar en prisión los presos pueden llevar algunas pertenencias personales, desde ropa hasta dispositivos electrónicos, como un reproductor de música e incluso una televisión. Eso sí, no pueden tener teléfono móvil ni cámara.