Santiago. La Iglesia Católica hizo un llamado a las autoridades para que no se hagan sordas ante el clamor de la gente que demanda impedir la construcción de moteles en pleno centro de Licey al Medio.

Calificó como lamentable que regidores tomen rutas paralelas a los sentimientos de los ciudadanos que dicen representar. Lamenta que muchos de ellos se representan ellos mismos y defienden intereses que perjudican el futuro de la patria.

Imagen de archivo

“La comunidad de Licey, Santiago, está indignada por la construcción de un motel en el centro de este pujante y laborioso municipio. Esta obra está ubicada a poca distancia de centros educativos, del hospital municipal, de la Iglesia Católica, estancias infantiles y la Fundación Monumento Viviente”, apunta el semanario camino, órgano del Arzobispado de Santiago.

Informa Miguel Ponce que el semanario camino expresó que cada día son más los sectores que se unen a la causa de no permitir que esta edificación se haga realidad y a que mantenga su lucha para que no continúe.