La NBA y los Brooklyn Nets anularon inesperadamente este martes un acto en Shanghái y la televisión pública china CCTV anunció que suspendía la retransmisión de los partidos de exhibición de la NBA previstos esta semana en medio de la polémica por un tuit del director de los Rockets de apoyo a los manifestantes hongkoneses.

Varios jugadores de los Nets y dirigentes de la NBA China iban a participar en un acto de promoción en Shanghái antes de los partidos previstos contra Los Angeles Lakers esta semana.

Pero la NBA China envió un mensaje a la prensa dos horas antes del inicio del acto anunciando que quedaba anulado, sin dar ninguna explicación.

Además, la televisión pública china CCTV anunció la suspensión de la retransmisión de los dos partidos de exhibición de la NBA previstos en China.

“Creemos que cualquier comentario que desafíe la soberanía nacional china y la estabilidad social no entra dentro de la libertad de expresión”, dijo la CCTV en un comunicado, explicando que también va a “examinar su cooperación con la NBA”.

Los Nets se van a enfrentar a los Lakers el jueves en Shanghái (este) y después el sábado en Shenzhen (sur). Dos equipos de la NBA van a China cada año para disputar partidos de pretemporada.

La polémica estalló el viernes cuando Daryl Morey, director general de los Houston Rockets, envió un tuit de apoyo a los manifestantes de Hong Kong. “Lucha por la libertad, apoya a Hong Kong”, escribió Morey.

China reaccionó inmediatamente y varios patrocinadores amenazaron con dejar de apoyar al equipo de Texas.

“Pedimos disculpas. Amamos China. Nos gusta jugar allí”, declaró James Harden, la estrella de los Rockets, acompañado del otro referente del equipo, Russell Westbrook, durante una conferencia de prensa en Tokio, donde jugará dos partidos amistosos esta semana.

Como Harden, todos los actores principales del básquet estadounidense han tomado distancia con el tuit de Daryl Morey.

En un comunicado, la NBA reconoció que el punto de vista de Morey “ha ofendido a nuestros amigos y fans en China, lo que es lamentable”. Una versión china del comunicado iba aún más lejos y aseguraba que la NBA estaba “profundamente decepcionada por las declaraciones inapropiadas” del dirigente de los Rockets.

“No tenía la intención de ofender a los fans de los Rockets ni a mis amigos en China con mi tuit”, señaló Morey el lunes. “Simplemente expresé un pensamiento, basado en una interpretación de una situación complicada. He tenido muchas ocasiones desde ese tuit de escuchar otros puntos de vista”, añadió.