Facebook aceptó pagar una multa de 500.000 libras (unos 579.000 euros) por el caso de Cambridge Analytica vinculado a la utilización de datos de millones de usuarios, informó este miércoles el regulador británico de protección de datos (ICO).

El ICO anunció en un comunicado que había alcanzado un acuerdo con Facebook, que pone así fin a su batalla judicial respecto a esta multa, que se remonta a 2018.

Este monto es el máximo posible para una multa por violar la ley de protección de datos británica.

El regulador empezó a investigar sobre el caso de Cambridge Analytica, que afectó a unos 87 millones de usuarios del gigante estadounidense de las redes sociales, buscando aclarar eventuales interferencias antes del referéndum sobre la salida del Reino Unido de La Unión Europea (UE), en junio de 2016.

La empresa británica Cambridge Analytica fue acusada de recolectar y explotar sin consentimiento los datos personales de millones de usuarios con una finalidad política, sobre todo para hacer ganar al Brexit en el Reino Unido y a Donald Trump en las elecciones presidenciales estadounidenses de 2016.

Suscribete al canal de Youtube Las exclusivas de José Peguero