La batalla que libra el joven músico y compositor Camilo Rijo continúa. Hoy el consulado norteamericano acreditado en la República Dominicana le negó el visado para poder viajar a Estados Unidos, en donde sería evaluado en el hospital Montefiore Medical Center de Nueva York y pidió al gobierno de Donald Trump y al Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Dominicana que no lo dejen morir.

El artista que hace más de dos años está afectado de cáncer de hígado, para cuyo tratamiento ha desarrollado campañas de recaudación de fondos a través de las redes sociales, así como conciertos, se lamentó de la decisión porque junto a su familia tenían la esperanza de que allí existiera la posibilidad de salvarle la vida.

Camilo Rijo Fulcar

Camilo Rijo utilizó la red social de Instagram para compartir la noticia, la que de inmediato generó comentarios solidarios.

El documento al que hace referencia el periódico Diario Libre se le comunicó que no podrá viajar a Estados Unidos establece, entre otras consideraciones: “Lamentamos informarle que usted no es elegible para una visa de no inmigrante bajo la sección 214 de la ley de inmigración y nacionalidad de los Estados Unidos. Esto significa que su solicitud fue rechazada debido a que usted no ha podido demostrar que sus actividades dentro de los Estados Unidos serían consistentes con el tipo de visa solicitada”.

“En el día de hoy me fue negada la Visa con la cual pretendía viajar a los Estados Unidos a operarme un tumor metastásico de cáncer de hígado (Ganglio Metastásico de Hepatocarcinoma Fibrolamelar). Las razones por las cuales necesito operarme en Estados Unidos son debido a que los cirujanos y oncólogos de mi país (República Dominicana) consideran este tumor inoperable, ya que es un tumor de 6 cm ubicado en el tronco celíaco y este compromete venas y arterias de alta relevancia, por lo cual esto hace al tumor inextirpable o a la cirugía de muy alto riesgo. Aquí en mi país, lamentablemente no se cuenta con los recursos necesarios para llevar a cabo dicha operación, pero gracias a la superioridad de la medicina en Estados Unidos, los Dres del Montefiore Medical Center, Dr Milán Kinkhaburala (cirujano especializado en transplante hepático), Dr Evan Lipsitz (cirujano vascular), la Dr. Andrea Kaubisch (Oncologa) y el Dr Mario García (Chief, División Of Cardiology a Co-Director, Montefiore Einstein Center for Heart and Vascular Care) vieron la posibilidad de operarme y por ello, mi madre y yo íbamos a viajar para yo consultarme con ellos en el Montefiore del 16 al 22 de noviembre, para definir fecha de la cirugía y posteriormente evaluar cuál sería el tratamiento que podría ya definitivamente ponerle fin al avance de mi enfermedad o al menos retrasarla y así salvarme o prologarme por más tiempo la vida”, escribió.