España reconfina 200.000 personas y Sudáfrica vuelve a imponer toque de queda

La región española de Cataluña ordenó el domingo el reconfinamiento obligatorio de los 200.000 habitantes de la zona de Lérida, mientras Sudáfrica, donde la epidemia de coronavirus se disparó, decidió volver a imponer el toque de queda.

En Estados Unidos, el país más afectado del mundo y donde Florida tiene ahora el récord de contagios (15.000 en 24 horas), las autoridades no descartan volver a confinar las zonas más afectadas.

“La población deberá permanecer en su domicilio”, anunció la responsable regional de Salud en Cataluña, Alba Vergés, en rueda de prensa.

La zona afectada, alrededor de la ciudad de Lérida, con más de 200.000 habitantes, ya fue aislada del resto de España hace una semana.

Es la primera vez desde el 21 de junio, cuando terminó el confinamiento general en España, que se vuelve a decretar el confinamiento domiciliario en una zona.

España es uno de los países más golpeados del mundo, con 28.400 muertos, y este domingo las regiones de Galicia y País Vasco, en el norte, votaron en unas atípicas elecciones, con medidas reforzadas de higiene y cientos de votantes excluidos por estar enfermos de coronavirus.

Con el desconfinamiento están apareciendo nuevos focos de contagio en Europa, el continente con más decesos, unos 202.000 sobre 2,8 millones de contagiados.

A nivel mundial ya se contabilizan más de 566.00 muertos y casi 12,8 millones de contagios, según un balance de AFP el domingo.

En medio de estos datos vertiginosos, el presidente de Estados Unidos Donald Trump, se mostró el sábado por primera vez con una mascarilla en público.

Florida es uno de los estados más afectados pero no impidió que Disney World reabriera parcialmente el sábado dos de sus cuatro parques temáticos en Orlando.

En Texas, un estadounidense de unos 30 años murió de coronavirus después de contagiarse en una “fiesta de la covid”, organizada por una persona infectada, según la directora médica del hospital donde falleció el joven.

– Prohibición de venta de alcohol en Sudáfrica –

En Sudáfrica la covid-19 sigue progresando y el presidente Cyril Ramaphosa decidió volver a imponer un toque de queda entre las 21H00 y las 04H00.

El país registró unos 12.000 nuevos casos diarios en las últimas semanas, unas 500 infecciones por hora.

Para no saturar los hospitales, el presidente también decidió suspender la venta de alcohol, que provoca numerosos accidentes de tráfico y violencia.

El coronavirus avanza implacable también en América Latina y el Caribe, la región donde la enfermedad progresa más rápidamente, con un balance de 143.000 muertos y 3,3 millones de casos.

Brasil, el segundo país más enlutado del mundo por la enfermedad, ya suma casi 71.500 decesos y más de 1,8 millones de contagios, entre ellos el presidente Jair Bolsonaro.

El mandatario ultraderechista, un escéptico de la pandemia contrario a las cuarentenas aplicadas en los estados, sigue haciendo campaña a favor de la hidroxicloroquina, un fármaco sobre el que no hay consenso acerca de su eficacia.

Chile superó el sábado los 11.000 muertos por coronavirus, sumando los casos probables, según el ministerio de Salud. Pese a estas cifras, las autoridades sostienen que el país vive actualmente una “leve mejoría”.

Colombia y Ecuador también franquearon el sábado el umbral de los 5.000 fallecidos, según cifras oficiales de ambos países.

Bogotá, mayor punto de contagios en Colombia, impondrá a partir de este lunes “cuarentenas estrictas” por localidades (conjuntos de barrios).

Las autoridades de Venezuela, donde el número dos del chavismo, Diosdado Cabello, ha contraído el virus, anunciaron que unos 160 militares dieron positivo a la covid-19.

– Aceleración de la pandemia –

Tras meses de confinamiento y restricciones, algunos están aligerando las medidas, pero los contagios vuelven a aflorar.

En Irán, que ya supera los 12.000 decesos, las autoridades advierten de este nuevo avance del virus.

El guía supremo, el ayatolá Alí Jamenei, calificó el domingo de “verdadera tragedia” este rebrote y pidió a los iraníes que respeten las consignas sanitarias para frenar la progresión de la epidemia y “salvar al país”.

Por su parte la Autoridad Palestina anunció este domingo la aplicación de un toque de queda cotidiano nocturno y completo los fines de semana durante dos semanas para luchar contra el virus tras un aumento en el número de casos.

Entre tanto, la Organización Mundial de la Salud (OMS), que insta a una “acción agresiva” para luchar contra la propagación, envió a un equipo a China para preparar una misión que aclare el origen del virus.