Otra posible solución a la crisis del espectáculo

Por Raphy D Oleo: El ministro de Turismo David Collado, advirtió que la industria turística ¨está a punto de colapsar ? a causa de la crisis provocada por la pandemia. Esto hizo que el gobierno volcara recursos para apoyar a ese sector con 460 millones de pesos, incentivos fiscales, préstamos blandos y planes de ocupación facilitando el turismo interno.

Nosotros señalamos recientemente que el espectáculo sigue en ¨estado de coma ¨ y planteamos una solución en base a movilizar la industria musical a través de actividades en patanas recorriendo las ciudades del país, ejecutando las fiestas populares que son tradicionales en la temporada navideña. El director de Hacienda descartó ese plan aduciendo la ausencia de recursos.

Insisto en que no se visualiza en lo inmediato que el show bussines pueda resurgir de las cenizas. Con honestidad pienso que hasta el tercer trimestre del año próximo no habrá manera de encontrar luz en las tinieblas que rodean al espectáculo. Me permito sugerir otro plan que si se asocia al turismo podría paliar la difícil situación que atraviesan el arte y la cultura del país.

El gobierno contratará 10 actividades con tarifas especiales y estas se realizarían como parte del entretenimiento en los hoteles y lugares turísticos. Se incluirían los talentos locales de las ciudades circundantes como cantantes, locutores y otros.

Los equipos de sonido, tarima y luces serían aportados por los hoteles y el pago de los artistas lo haría el gobierno. Los shows se presentarán en los espacios abiertos con la aplicación estricta de los protocolos sanitarios, y los ministerios de Turismo y Cultura serían los responsables de la organización y aplicación del plan para garantizar la equidad en la adjudicación de días y lugares.

El estado ha ofrecido asistencia social y ayudas económicas a todos los sectores productivos del país, excepto al más afectado por la pandemia, el espectáculo. La unidad artística es prioritaria en este momento, y si no logramos sensibilizar a las autoridades para resolver nuestro problema de subsistencia, nos esperan horas amargas y grandes sufrimientos.