Nuevo fármaco reduce en 70% las hospitalizaciones por covid-19

Washington, Estados Unidos. Las compañías farmacéuticas estadounidenses Eli Lilly y Regeneron Pharmaceuticals reportaron el martes resultados prometedores del uso combinado de anticuerpos para tratar el covid-19.

Eli Lilly dijo que su combinación de anticuerpos sintéticos contra el nuevo coronavirus redujo 70% las hospitalizaciones y muertes en pacientes de alto riesgo que recientemente dieron positivo a la enfermedad.

Stephen Evans, profesor de farmacoepidemiología en la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, calificó los resultados de “muy alentadores”.

“Son los primeros medicamentos antivirales que funcionan de manera demostrable en la primera fase de la enfermedad justo después de que el virus ha infectado a alguien, pero antes de que haya tenido tiempo de causar mucho daño”, dijo.

Regeneron Pharmaceuticals anunció por su parte resultados provisionales positivos de su estudio de fase 3 de REGEN-COV, una combinación de dos anticuerpos, para uso preventivo, es decir, antes de que se produzca la infección por virus.

Los anticuerpos monoclonales son versiones fabricadas en laboratorio de las defensas naturales del cuerpo para combatir infecciones.

Dar a las personas anticuerpos ya preparados puede ayudar a quienes corren alto riesgo de enfermarse de gravedad debido a una inmunidad débil o a condiciones subyacentes.

– Gran potencial –

Los resultados del tratamiento de Eli Lilly muestran que el ensayo de fase 3 en el que participaron 1.035 personas logró su objetivo principal.

El estudio también cumplió sus objetivos secundarios de reducir la carga viral de los pacientes y su tiempo de recuperación.

Los pacientes recibieron un placebo o la combinación de bamlanivimab-etesevimab, los dos anticuerpos, a razón de 2,8 gramos cada uno.

Entre los pacientes que recibieron el tratamiento, hubo 11 muertes u hospitalizaciones, el 2,1% de ese grupo. En el caso de los del placebo, hubo 36 muertes u hospitalizaciones, el 7% del grupo.

Por lo tanto, la terapia representó una reducción del riesgo del 70%. El resultado fue estadísticamente significativo, lo que significa que es poco probable que se haya registrado por casualidad.

Hubo 10 muertes en total, todas entre los pacientes que tomaron placebo y ninguna en el grupo de terapia.

“Bamlanivimab y etesevimab, juntos, tienen el potencial de ser un tratamiento importante que reduce significativamente las hospitalizaciones y la muerte en pacientes con covid de alto riesgo”, dijo el científico jefe de Eli Lilly, Daniel Skovronsky.

La compañía dijo que seguirá estudiando el medicamento en otro ensayo para examinar si dosis más bajas producirían el mismo impacto.

Aún se espera un artículo de revisión por pares de los hallazgos.

– Dificultades logísticas –

En el caso de Regeneron Pharmaceuticals, los datos analizados se refieren a unos 400 pacientes, la mitad de los cuales recibió 1,2 gramos del tratamiento mediante inyección subcutánea y la otra mitad, un placebo.

De los 223 pacientes que recibieron el placebo, ocho se infectaron posteriormente con covid-19 mientras mostraban síntomas, lo que no fue el caso de ninguna de las 186 personas que recibieron REGEN-COV, una reducción del 100% de las infecciones sintomáticas.

El tratamiento también redujo la tasa general de infección, con o sin síntomas, en un 50%.

“Estos datos sobre el uso de REGEN-COV como vacuna pasiva sugieren que puede reducir la transmisión del virus y reducir la carga viral y la carga de la enfermedad en aquellos que aún están infectados”, dijo George Yancopoulos, presidente de Regeneron Pharmaceuticals.

Los resultados finales del estudio se esperan para el segundo trimestre.

Varios científicos han elogiado el potencial de los anticuerpos contra el covid-19, y Eli Lilly y Regeneron Pharmaceuticals han recibido autorizaciones de uso de emergencia para sus tratamientos.

Pero la aceptación de estos tratamientos se ha visto limitada en Estados Unidos por varios factores, incluida la falta de interés de los pacientes, así como la falta de personal y capacidad logística de los hospitales para administrarlos.

En su comunicado de prensa, Eli Lilly reconoció algunas de estas dificultades.

“Lilly ha recibido comentarios de enfermeras y médicos (…) con respecto a la complejidad y el tiempo requerido para preparar y administrar” el tratamiento, dijo la firma.

Agregó que está trabajando con la autoridad sanitaria estadounidense FDA para reducir potencialmente el tiempo de administración intravenosa de 60 a solo 16 minutos.