Marcio, el de la obra total, muerte sentida entre escritores

Marcio Veloz Maggiolo era un creador de una obra total y de una labor investigativa que habrá de ser registrada por la historia de la cultura dominicana. Su partida es lamentada por sus compañeros de las letras.

Esta vez fue cierto. Antes, cuando Marcio Veloz estuvo internado, varias fueron las versiones que adelantaron su fallecimiento sin ser verdad, matándole sin estar muerto.

En la tarde de este sábado 10 de abril, un mensaje de twitter del escritor  José Rafael Lantigua y una nota en redes sociales  de la poeta Jeanette Miller, aportaron la información de su fallecimiento, que ha estremecido el mundo intelectual dominicano.

Jeanette Miler: (Poeta, Critica de arte. Premio Nacional de Literatura 2015) “Novelista, cuentista, poeta, ensayista, antropólogo, pintor… Su talento abarcaba distintas disciplinas y en todas alcanzó niveles de maestría sorprendentes. Catedrático, diplomático, periodista cultural, su capacidad de trabajo ayudó a construir una gran obra que ha quedado en sus numerosos libros y en la conciencia de quienes lo conocieron. Afable, caballeroso, con una curiosidad permanente que le permitió manejar temas disímiles, se puede decir que don Marcio era una enciclopedia viviente. Participó y apoyó a importantes grupos y generaciones literarias, (La Generación del 48, La Generación del 60, El Puño…) y estimuló a los jóvenes escritores a seguir su vocación. Para nosotros queda el hueco de su persona y de su obra, una obra que lo mantendrá vivo a través del tiempo en la memoria cultural de nuestro país.”

Tony Raful: (Escritor, poeta y diplomático, Premio Nacional de Literatura 2014) “ Marcio representaba, en vida, el sumum, la totalidad de la literatura dominicana, con un poder creativo imposible de ser igualado por la diversidad de géneros y la trascendencia de su obra tanto literaria como antropológica y periodística de altos vuelos. Mis  condolencias a sus familiares y que queden con la certidumbre de que un escritor vive en su obra, que ahora queda como patrimonio de la nación dominicana”.

Ángela Hernández (Premio Nacional de Literatura 2016) “Me duele el alma. Marcio querido: vaya usted a los reinos infinitos. Que nuestro adiós sea un bosque de abrazos con claros encantados.”

Entérate más:  ADARS revela seis ARS obtuvieron ganancias por RD$1,000 millones en el 2020

Alfonso Quiñones (Periodista Cultural) : “La de Marcio es la muerte del mas importante intelectual dominicano. Sin dudas el más completo, producto de su creatividad, su disciplina, su enfoque en las diversas áreas en las que descolló en sus expresiones más importantes: Poesía, Narrativa, Ensayo, Antropología. Fue o merecedor del Premio José María Arguedas del 2006, en Casa de las Américas, por su novela La mosca soldado, publicada por la editorial española Siruela en el 2003. Un narrador de fuste, un poeta interesante y un ensayista agudo, algunas de sus obras fueron publicadas en inglés, alemán, francés e italiano. Arqueólogo, antropólogo y diplomático. Su paso en el servicio diplomático en calidad de embajador en México, Perú e Italia, dejó huellas importantes de acercamiento entre esos países y República Dominicana”.

Mateo Morrison (Poeta,  Gestor Literario, Premio Nacional de Literatura, 2010)  “Marcio parte físicamente, luego de un proceso que afectó su salud, más nos deja  la impronta de una obra que era una referencia literaria y científica fuera de toda valoración en medianías o cálculos promediados. Su poesía, su narrativa, su ímpetu investigativo de los orígenes étnicos de la nacionalidad dominicana, su proceder marcado por una ética que debe ser modelo, nos quedan ahora y para siempre. Por eso, solo se ha marchado su cuerpo. Tantas veces se ha dicho que los poetas no mueren totalmente, viven y se sienten  cuando en cualquier parte, alguien se emocione al citar sus versos”.

Giovanny Cruz: (Escritor, dramaturgo, gestor del teatro) ” ¡El inmenso escritor, el universal ensayista, el exquisito poeta, el caballeroso, el super culto y excepcional amigo Marcio Veloz Maggiolo… ya no está entre nosotros los vivos! ¡Una constelación así es insuperable! ¡Hemos perdido el más grande entre los grandes! El dolor que me produce su partida me ha sacudido, me rebasa y lloro al ya probablemente duende… Marcio Veloz Maggiolo. ¡Vete en paz, amigo del alma!”.

Entérate más:  Ciego admite fraude y que le ofrecieron 800 mil pesos

Basilio Belliard (Poeta, ensayista, crítico literario, y muy cercano a la familia del escritor fenecido) “Estamos todos bajo el impacto de esta luctuosa ausencia. Se ha ido el más grande de los escritores dominicanos, el más prolífico en géneros literario a un nivel que su obra diversa no es equiparada por nada ni por nadie. Se ha ido. Lo despedimos con profundo dolor. Su obra nos queda.”.

Farah Hallal (Poeta y escritora residente en España)“ “ Los escritores de generaciones posteriores a la de Marcio, lo percibimos como un respetuoso referente del escritor consagrado, pero había mucho más.. Era admirable su diversidad y creatividad, nos desbordaba. ¿Cómo era posible tener tanto dominio y maestría en una cantidad tal de esferas del pensamiento, la creación y la acción? Hoy nos queda su obra. Nuestro dolor es inmenso” .

Su vida

Marcio Veloz Maggiolo había nacido el 13 de agosto de 1936,  en la entonces Ciudad Trujillo,   escritor, antropólogo, arqueólogo, periodista cultural. Autor prolífico, tanto de temas académicos como literarios, ha sido traducido al alemán, inglés, italiano y francés.

En 1962 obtuvo una licenciatura en Filosofía y Letras en la  UASD y en 1970 recibió un doctorado en Historia de América de la Universidad Complutense de Madrid.  También realizó estudios de periodismo en Ecuador, desarrollado un estilo reaccionar, sobre todo en la Revista ¡Ahora! Produciendo contenidos de sorprendente vuelo literario, sobre todo los cuatro reportajes que escribió a los elementos de la naturaleza: aire, agua, tierra y fuego.(1975).

Fue Premio Nacional de Poesía en 1961  y Premio Nacional de Novela en 1962, 1981 y 1992. También en 1981 recibió el Premio Nacional de Cuento.

Entérate más:  Otra de las promesas incumplidas por Abinader

Obra Poética: El sol y las cosas. Ciudad Trujillo: Colección Arquero, 1957. Intus. Santo Domingo: Colección Arquero, 1962. La palabra reunida. San Pedro de Macorís: Universidad Central del Este, 1982. Apearse la máscara. Santo Domingo: Biblioteca Nacional, 1986.

Novelas y cuentos: El buen ladrón. Ciudad Trujillo: Colección Arquero, 1960; El prófugo. Santo Domingo: Ediciones Brigadas Dominicanas, 1962; Judas: Editora Librería Dominicana, 1962; Creonte: seis relatos. Santo Domingo: Colección Arquero, 1963.; La vida no tiene nombre. Santo Domingo: Colección Testimonio, 1965; Los ángeles de hueso. Santo Domingo: Editora Arte y Cine, 1967; De abril en adelante. Santo Domingo: Editora Taller, 1975;  De donde vino la gente. Santo Domingo: Editora Alfa y Omega, 1978; Biografía difusa de Sombra Castañeda. Santo Domingo: Editora Taller, 1980;

También: Novelas cortas. Santo Domingo: Editora Alfa y Omega, 1980 La fértil agonía del amor. Santo Domingo: Editora Taller, 1982; Florbella. Santo Domingo: Editora Taller, 1986; Cuentos, recuentos y casi cuentos. Santo Domingo: Editora Taller, 1986; Materia prima. Santo Domingo: Fundación Cultural Dominicana, 1988; Ritos de cabaret, 1991  El jefe iba descalzo, 1993. Santo Domingo; El hombre del acordeón, Ed. Siruela, 2003; La mosca soldado, Ed. Ciruela, 2003; La Verdadera Historia de Aladino: Editora Santillana Alfaguara 2007 y Memoria tremens, 2009.

Maggiolo fue responsable de una amplia labor como escritor de ensayos sobre temas históricos y antropológicos. Entre sus publicaciones científicas están  “Arqueología prehistórica de Santo Domingo” (Singapore, New York: McGraw-Hill, 1972) considerado el compendio más completo de arqueología precolombina de la isla y  La isla de Santo Domingo antes de Colón. Santo Domingo: Banco Central de la República Dominicana, 1993.