La Fundación Estado y Sociedad pidió este miércoles la destitución del administrador de la Lotería Nacional, Michel Dicent, de quien asegura es propietario de bancas; y actúa como juez y parte en el supuesto fraude millonario destapado en el sorteo del sábado primero de mayo.

Los abogados Luis Douglas White y Alberto Valentín, aseguran que el Administrador de la Lotería actúa a favor de los dueños de bancas para no pagar a los jugadores que ganaron el número 13 del sorteo del primero de mayo.

Indica CDN que una instancia depositada en la Procuraduría Especializada en Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca) piden a Wilson Camacho, que investigue el supuesto fraude para determinar el nivel de participación del funcionario.

Se recuerda que por el alegado fraude millonario varios empleados de Lotería Nacional, supuestamente fueron suspendidos y puestos a disposición de la justicia.

Los denunciantes dijeron que Luis Michel Dicent, durante muchos años fue directivo de la Federación Nacional de Bancas de Lotería y pidieron al presidente que lo destituya para que fluyan de manera correcta las investigaciones.

Entérate más:  Perú cumple una semana sin saber quien será nuevo presidente

La Lotería Nacional hace años estaba recibiendo denuncias de que en distintos sorteos personas acudían de forma masiva y con un extraño modus operandi a comprar “palés” como si los números hubiesen sido predichos.

La actual administración tiene pruebas de que anteriores autoridades recibieron información relevante que debió promover una investigación, pero no fue así. En esta ocasión el sorteo del pasado primero de mayo advirtió un escándalo, la diferencia es que la denuncia no fue engavetada.

En un amplio reportaje de la periodista Adís Burgos en su espacio Desclasificado mostró como se articuló en la Lotería Nacional un fraude que permitía a delincuentes “comprar la suerte”.

La cámara de seguridad marcaba las 4:30 de la tarde cuando un hombre de generales desconocidas llega a una banca de apuestas del Ensanche La Fe, pide todo lo disponible del número 13 y aunque es la  primera vez que visita el negocio juega la extraña cifra de 8000 pesos. Agrega un poco de teatro a la escena arrodillándose y poniendo a Dios su jugada.

Entérate más:  BHD León promueve iniciativas de emprendimiento social

El sábado primero de mayo, era el feriado del Día del Trabajador, en un día festivo comúnmente bajan las ventas en las bancas de loterías, pero ese preciso día parece no haber sido coincidencia que la venta del número 13 se disparó en todas las bancas de apuestas de la capital.

Lo de que no era coincidencia se establece sobre la base de que personas iban pidiendo todo lo que hubiese disponible del número 13, parecían estar “orejeado” como se dice de calle. Un fenómeno que según los banqueros venía dándose hace un tiempo.

Un documento del 16 de diciembre del 2019 dirigido al administrativo general de la Lotería de ese entonces FENABANCA, reclamó que se asuma la grabación diaria de los sorteos debido a que manejaban información sospechosa.

En otra comunicación del 13 de enero del 2020, FENABANCA recordó a Miguel Mercedes que llevaba 5 meses procurando una reunión para presentar información importante, pero la reunión no fue concedida.

Entérate más:  Seguros Reservas respaldará familias beneficiarias del Plan Nacional de Viviendas Familia Feliz

El Día del Trabajador, la Lotería Nacional como de costumbre realizaba su segunda rifa. El salón de sorteos se encontraba con los testigos de siempre cuando a las x de la noche en el sorteo de la lotería nacional los jugadores del número 13 cantaron victoria.

William Doble Play es un banquero para quien la venta del número 13 en sus bancas había sido más que sospechosa, “al día siguiente tres personas distintas fueron a la banca a cobrar el ticket del extraño que jugó los 8000 pesos, había ganado 500 mil pesos, pero pese a la sospecha debía pagar para mantener el prestigio de la empresa”.