SANTIAGO.- Una niña de seis meses de nacida fue encontrada colgando de un árbol, con un lazo atada al cuello, en la calle número 43 del sector El Embrujo III, de este municipio; un hecho que ha consternado a la comunidad.

De acuerdo a los informes, el crimen habría sido cometido por el padre de la infanta, supuestamente porque no quería asumir la manutención de la criatura.

La niña, que tenía ropa para dormir, era hija de una pareja de ciudadanos haitianos. Fue hallada por una empleada del ayuntamiento.

El presunto homicida fue identificado como Janel, que emprendió la huida y la madre se conoce como Jeslin, quien fue detenida para fines de investigación.

El caso es investigado por agentes de la Policía Nacional y miembros del Ministerio Público.

Entérate más:  Colegio Calasanz suspende clases presenciales por casos de Covid-19