El verano ya está aquí y muchos aprovechan para disfrutar de unos días de sol, playa y mar. Y cómo no podía ser de otra forma, lo hacen acompañados de sus queridos dispositivos móviles.

Además de que no solo son sirve de gran utilidad para poner nuestra música favorita o poner el GPS, sino que también lo usamos para navegar por las redes sociales mientras estamos en la playa.

Sin embargo, seguro que más de una vez has decidido dejarlo en el vehículo mientras estabas tranquilamente en la playa. Y todo con el objetivo de que no se estropease o lo perdieras sin querer. Lo malo, es que por mucho que hayas pensado en cuidarlo de la mejor forma, alejándolo de la arena y la sal, lo cierto es que dejar un smartphone en el vehículo podría ser peor para la vida útil del dispositivo.

El sobrecalentamiento del móvil en el vehículo

Si tenemos la suerte de haber conseguido un sitio a la sombra o haber aparcado el vehículo en un garaje cerrado, no nos tendríamos que preocupar tanto. Pero, aun así, la realidad es que el interior de un vehículo alcanza altas temperaturas, especialmente en verano, y mucho más si está al sol.

Entérate más:  Los mejores atajos de teclado para navegar en Google Chrome

En estas fechas, los vehículos aparcados en la calle pueden llegar a alcanzar temperaturas muy superiores a los 60º C, incluso mucho más, ya que también dependerá del color del vehículo.

Además, por sí no lo sabías, las baterías de los dispositivos móviles al estar encendidos dentro de un vehículo pueden llegar a estar entre 70º C y 90º C. Por lo que no solo estaríamos poniendo en riesgo dicho componente de nuestro móvil, sino que, incluso, una batería de litio puede llegar a arder.

Aunque no suele ser lo habitual, seguramente alguna vez lo hayas dejado sin querer durante unos minutos y al coger el terminal está prácticamente ardiendo. Esto podría llegar a provocar una continua degradación de la batería de nuestro terminal, pues con el paso del tiempo, si lo seguimos dejando en el interior del vehículo a estas temperaturas, la autonomía será cada vez menor.

Y no será el único problema al que nos tengamos que enfrentar a la hora de haber dejado el móvil en el interior del vehículo. Si ha estado durante un largo periodo de tiempo y con unas altas temperaturas, puede que se acaben dañando otros componentes imprescindibles de tu smartphone. Como podría ser el caso de su pantalla u otro componente como el procesador.

Entérate más:  China busca desmantelar la aplicación de pagos del grupo Alibaba

En el caso de que todavía prefieras dejarlo ahí para despreocuparte mientras disfrutar de la playa y el mar. Les recomendamos que lo pongan en un lugar en el que no le dé directamente el sol y, sobre todo, que esté completamente apagado. Para que de esta forma no se sobrecaliente todavía más por el simple hecho de estar encendido.

Con información de Móvil Zona