El anfitrión Japón, Estados Unidos y el último campeón, Corea del Sur, se cruzan en el regreso del béisbol a los Juegos Olímpicos, a partir del miércoles, mientras los latinoamericanos República Dominicana y México se perfilan como peligrosos rivales e Israel busca sorpresas.

El juego inaugural en Tokio-2020, el torneo que marca el retorno del deporte de los bates y los guantes tras sus ausencias en Londres-2012 y Rio-2016, enfrenta a Japón con República Dominicana en Fukushima a partir de las 12H00 locales de este miércoles (03H00 GMT).

 

– Favoritos con ganas de revancha –

 

Los dueños de casa son favoritos en un deporte que despierta gran pasión en Japón. Masahiro Tanaka, exlanzador de los Yanquis de Nueva York en las Grandes Ligas, es uno de los nombres que da lustre a un roster en el que figuran el as de pitcheo Tomoyuki Sugano y los patrulleros Ryoya Kurihara y Seiya Suzuki.

“Voy a tratar de dar lo mejor de mí para ganar la medalla de oro esta vez”, advirtió un ambicioso Tanaka durante la presentación de los convocados de Japón, con ganas de revancha después de haber formado parte de la selección japonesa que quedó al margen del podio en la última edición olímpica que había tenido béisbol, Pekín-2008, en la que Corea del Sur fue el equipo que se quedó con la presea dorada.

El mánager de los nipones, Atsonuri Inaba, era entonces pelotero.

“Siento que tenemos otra oportunidad” después de lo ocurrido hace 13 años, comentó Inaba a la prensa local.

Japón comparte el Grupo A de la competición con México y Dominicana, mientras que Corea del Sur integra el B con Estados Unidos e Israel.

 

– ¡A la carga! –

 

Con hombres como el infielder Todd Frazier y los lanzadores de experiencia grandeliga Scott Kazmir, Dave Roberts y Edwin Jackson, Estados Unidos vuelve a la carga dos décadas después del oro que ganó en Sydney-2000. El país que creo el béisbol quiere hacerse notar.

“Estoy extremadamente honrado y emocionado”, expresó el mánager Mike Scioscia, tres veces ganador de la Serie Mundial, cuando fue nombrado como mánager de cara a Tokio-2020. “Es realmente una experiencia de una vez en la vida que espero que termine con Estados Unidos ganando un oro olímpico”.

Dos potencias del béisbol caribeño que debutan en el béisbol olímpico, República Dominicana y México, cuentan con material para preocupar a sus adversarios.

José Bautista, Melky Cabrera y el prospecto Julio Rodríguez son bastiones para los dominicanos, mientras que el bate del recordado Adrián González, quien salió del retiro para uniformarse en Juegos Olímpicos, alimenta la ilusión de México.

Israel, con una nómina mayoritariamente integrada por jugadores de la comunidad judía en Estados Unidos, intentará sorprender como hizo en el Clásico Mundial de 2017.

 

– Defender el oro –

 

Con lo mejor de la liga local de Corea del Sur, el manager de ese país, Kim Kyung-moon, confía en los suyos: “No va a ser un torneo fácil, pero pondremos nuestro orgullo nacional en juego. Nuestra gente no la ha pasado bien con la pandemia y queremos darles algo para celebrar”, dijo Kim, de 62 años, quien ya guió a los campeones de Pekín-2008.

El béisbol volverá a salir de la agenda olímpica en París-2024, pero se espera que regrese de nuevo en Los Angeles-2028.