Para entender mejor el vídeo (en inglés) que ilustra estas líneas debemos ponernos en contexto. Basado en un Porsche Boxster (prueba), el canal de YouTube Ilya Strekal lleva tiempo trabajando en su propia réplica del Ferrari 458 Italia. El anfitrión estaba circulando por San Petersburgo (Rusia) cuando encontró un Ferrari original y decidió hablar con el propietario. De alguna forma, lo convenció para aparcarlo al lado de la réplica y realizar una comparativa de ambos vehículos.

¿En cuánto se diferencia un Ferrari 458 Italia real de una réplica?

Según el canal, la construcción de esta réplica ha llevado más de dos años de trabajo, requiriendo mucha fabricación y adaptación para pasar de ser un Boxster a (parecer) un Ferrari. El resultado parece bastante preciso, pero hay algunos detalles donde queda patente que no es un vehículo original. Sin embargo, es preciso tener la réplica al lado del modelo original para poder percibir todos estos detalles que los diferencian.

Entérate más:  Netflix gratis en Android

Las superficies relativamente planas como la sección trasera se ven bastante similares. Sin embargo, las formas más complejas ofrecen un mayor desafío. Luego están los problemas más pequeños. Aunque instalaron unos faros de Ferrari reales, los pilotos traseros tuvieron que fabricarse desde cero. La sección superior de estos faros es de plástico, en lugar de cristal. Por suerte para el propietario, este detalle tiene una solución. Algunos coches se vendieron con esa sección en fibra de carbono, por lo que sería fácil replicarlo.

En el segundo vídeo podrás ver la réplica del Ferrari 458 Italia basada en un Porsche mucho más avanzada. Ya está terminado en color amarillo y presenta un interior personalizado. No te pierdas los vídeos.

Fuente: Periodismo del motor