Una azafata ha publicado un TikTok en el que revela que hay “muchas maneras” de conseguir un ascenso de clase gratuito en los aviones y cómo el comportamiento o la elección del asiento puede aumentar las posibilidades.

La tiktoker, conocida como Cierra Mistt, que cuenta con más de 2,8 millones de seguidores, desvela detalles y secretos de su trabajo como azafata: por qué la tripulación de cabina mira de arriba abajo al que sube al avión, por qué las mesas tienen que estar plegadas durante despegue y aterrizaje o sobre la localización de tripulantes que trabajen como policías o enfermeros y puedan prestar ayuda profesional en una emergencia.

Entre sus respuestas a cuestiones más frecuentes sobre su labor, que forman parte de una sección de clips que ha renombrado como “Preguntas y respuestas de asistentes de vuelo”, también afirma que hay formas de conseguir un acceso gratis a la zona de mayor coste económico.

“Una de las formas más sencillas de conseguir ascensos de clase gratuitos es, literalmente, ser amable con el agente de la puerta de embarque y con el auxiliar de vuelo”, explica Mistt.

Entérate más:  5 trucos para el teclado que todo dueño de iPhone debe conocer

Aclara que los trabajadores están bajo constante presión y casi no tienen tiempo para almorzar, por ello la amabilidad es más que agradecida: “Los milagros los podemos hacer cuando nos dan un poco de Starbucks o una bolsa de bombones, especialmente esos largos días en los que tenemos vuelos seguidos y no tenemos tiempo ni de ir a por algo de comida”.

También ha explicado que la amabilidad no es el único motivo por el que se traslada a los pasajeros desde los asientos del fondo del avión a los más caros de la parte delantera: “Normalmente, si nuestro vuelo no está lleno, tenemos que mover a la gente por motivos de peso y equilibrio”.

Todos los aviones tienen peso en la cola, así que, si tienen que trasladar a la gente a la parte delantera, los sacarán de la trasera, según ha explicado. Entre los más de mil comentarios que ha obtenido, algunos usuarios han bromeado sobre sus próximos vuelos: “Llevaré un Starbucks para la azafata en mi próximo vuelo”.

Entérate más:  Google celebra su aniversario 23 con un doodle especial

Otro que trabaja como miembro de la tripulación de cabina también compartió su experiencia: “He pasado gratis a mucha gente de clase turista. Siempre a personas que son agradables y simpáticas conmigo. Sí, la mayoría de las veces basta con eso”.

“¿No os preocupa aceptar bebidas de extraños?”, se ha preocupado un usuario en comentarios, a lo que la propia tiktoker respondió: “Verdaderamente me preocupa más beber el café o el té que proviene del propio avión”.

El vídeo ha acumulado más de tres millones de visualizaciones y la azafata ha recordado: “No está garantizado que esto funcione; son formas que he conocido que funcionan. Además, publico en nombre de mis opiniones; no de mi empresa. Eso es todo”.

Con informacion de 20 minutos.es