Santo Domingo. En el marco del 18 aniversario de la Reforma Penitenciaria, el doctor Ricardo Nieves dictó la conferencia “Servidor penitenciario y ética pública”, en la que abordó los alcances de la ética en el quehacer y la vida de los seres humanos.

El abogado, médico y periodista definió la ética como el uso de la inteligencia humana al servicio de la bondad y sostuvo, ante empleados y autoridades del Modelo de Gestión Penitenciaria, la Dirección General de Prisiones y la Escuela Nacional Penitenciaria, que la ética enseña a convivir y a ser mejores seres humanos.

Durante su disertación, la cual fue compartida por la vía virtual, Nieves explicó que logrando que el buen comportamiento sea una costumbre, asumiendo la ética como un sistema de valores que conforman un hábito de vida, el ser humano se convierte en mejor ciudadano.

El comunicador enfocó el tema de la ética desde la labor que realizan los empleados del Modelo Penitenciario. “Ustedes, como protagonistas del sistema penitenciario, tienen poder sobre los internos y toda forma de poder produce en nosotros una transformación moral, porque por razones neuropsicológicas está demostrado que el ser humano cuando tiene potestad sobre otro necesita control, reglas y límites para no traspasar las barreras del buen comportamiento”, expresó.

Entérate más:  Jornada de empleos en el Distrito Nacional y en Bávaro

En su exposición, también explicó el significado de amar frente a la adversidad. “Vamos a sufrir tentaciones de todo tipo y a tener enfrentamientos de toda clase, entonces en este caso la ética nos va a dar mayor probabilidad de afrontar ese desafío, porque la ética dice de forma clara y sencilla que obrar adecuadamente es bueno; ser honesto es demasiado valioso, porque no hay fortuna, riqueza ni fama que se compare con la tranquilidad del sueño reparador de quien ha actuado correctamente”, recalcó.

Ricardo Nieves es médico, abogado y periodista, tiene un doctorado en Sociedad Democrática, Estado y Derecho y una maestría en Defensa y Seguridad Nacional, ambas realizadas en una universidad del País Vasco, España. También es profesor de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, donde imparte cátedra de postgrado y maestría en Derecho Penal y Procesal.