«Dale pa’ lante», «avanza chofer», «tu cabe’ ahí». Las frases van acompañadas de todo tipo de insultos en el trayecto de la carretera de Yamasa, en Santo Domingo Norte, tras un embotellamiento vehícular de más de dos horas.

Desde las siete de la mañana hasta pasadas las nueve, en el tramo que va desde los alrededores del Hospital Municipal Materno Infantil de Villa Mella hasta el sector Los Morenos, los choferes se disputaban el paso tomando, incluso, la vía contraria.



«Ni pa’lante, ni pa’tra, ahora sí esto va a ser largo», gritaba un motorista al conductor de una guagua que por tomar la dirección contraria se topo de frente con un camión, haciendo del congestionamiento peor.

De acuerdo al Listin Diario, ante la histeria colectiva de pasajeros y choferes, en medio del calor y la incomodidad, algunos de los comunitarios asumieron el rol de agentes de tránsito para intentar desatar el nudo vehicular.

Entérate más:  Abinader promete 111 millones para reconstruir playa de Guayacanes


De acuerdo con personas consultadas, esta es una acción común debido a que a pesar de la estrechez de la vía y constantes taponamientos, usualmente en las noches, la presencia de activos de la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett) es nula.



Rayo de esperanza

El repetitivo trauma de los villamelleros para llegar a sus hogares o de ellos a sus trabajos y centros de estudio podría comenzar a disiparse con la implementación de nuevos proyectos que aunque no tienen fecha de desarrollo prometen ser un «rayo de esperanza»

El director de la Oficina para el Recordamiento del Transporte, Rafael Santos Pérez, en septiembre de este mismo año, dio la buena nueva sobre la construcción de una nueva estación del Metro que estará ubicada en Punta Villa Mella, en miras de desahogar la concurrida estación Mamá Tingó que da inicio a la línea uno del Metro de Santo Domingo.