Ciudad del Cabo, Sudáfrica. El primer cuerno de rinoceronte NFT del mundo fue vendido por unos 6.800 dólares el jueves en la noche durante una subasta en Sudáfrica, y la suma recibida se destinará a la lucha por proteger esta especie amenazada.

Los token no fungibles (NFT), certificados de autenticidad digital de contenidos de internet, revolucionan el mercado del arte y sus coleccionistas.



Charl Jacobs, un hombre de negocios del Cabo, pagó 105.000 rands sudafricanos para hacerse con el cuerno numérico, que quiere ahora guardar en un fideicomiso para sus hijos.

«En el peor de los casos, si la situación del rinoceronte llega a ser realmente crítica, seguiré teniendo un cuerno de rinoceronte, porque el NFT es una muestra de cuerno de rinoceronte físico», dijo a la AFP. El objeto original se encuentra en un lugar seguro para su conservación.



Los ingresos obtenidos se donarán a la Reserva Privada de Rinocerontes de Black Rock, que alberga a 200 de estos animales. En el recinto, pueden reproducirse mientras están protegidos de los cazadores furtivos.

Entérate más:  La casa de papel: “Berlín” será el spin-off y llegará en 2023


«Cada cuatro años duplicamos nuestra población. Así que es un importante proyecto de conservación (…) pero cuesta una fortuna», especialmente para la protección contra la caza furtiva, dijo el conservacionista Derek Lewitton.

La tecnología NFT permite a los beneficiarios recibir comisiones de las futuras ventas. Así, en el caso de que Jacobs decidiera revender su NFT, la reserva Black Rock recibiría una parte del dinero de esa venta.

El comercio de cuernos de rinocerontes es legal en Sudáfrica, donde vive casi el 80% de la población mundial de este animal.

Los cazadores furtivos mataron al menos a 249 rinocerontes en los primeros seis meses del año. Los cuernos se exportan de manera ilegal a Asia, donde son apreciados por sus supuestas propiedades terapéuticas o afrodisíacas.