El dominicano Davis Rodríguez, residente en Vinnytsia, cerca de la capital Kiev, de Ucrania, negó que exista un corredor humanitario para auxiliar y evacuar a los civiles de Mariupol y Volnovaja, dos de las ciudades más castigadas por la artillería rusa.

“El corredor humanitario solo existe en los periódicos. No es real.  Al salir de la cuidad que residía, yo viajé más de 6 en tren de noche, con la luz apagada, por miedo a que nos bombardeen, y en ese trayecto no vimos el corredor humanitario, solo escuchábamos bombas”, describió Rodríguez.



Relató que en la ciudad que residía, cerca de Kiev, suenan las alarmas cada 30 minutos por los impactos de las bombas lanzadas por los rusos, algo que consideró como impactante y tenebroso.



“Mi esposa, que es ucraniana, y mis dos hijos, teníamos que acudir a unos refugios ubicados en el sótano de la casa en la que residía. Es una pesadilla. Yo me dije: wao, pero qué es esto; nosotros vivimos en una ciudad muy tranquila, cerca de Kiev, la capital de Ucrania, sin ningún tipo de problemas, y de repente escucho aviones rondando, escucho bombas explotar, es una situación sumamente difícil la que estamos viviendo”, dijo.

Entérate más:  MINERD aplicará en junio aumento salarial del 10% al magisterio

Añadió, además: “yo mismo pensaba que si había algún problema iba a ser en la capital (Kiev) o en la frontera, no pensé que eso nos iba a afectar a nosotros porque Ucrania es muy grande, pero de repente empezamos a oír caer bombas, pero gracias a Dios en la casa que yo residía a una especie de sótanos, ahí nos metíamos”, narró.

Dijo que actualmente se encuentra en la parte fronteriza con Eslovaquia, considerada por el momento como una zona tranquila, en la cual no se han lanzado bombas ni representa peligro.