Shanghái, China. El presidente de China, Xi Jinping, alabó este viernes la estrategia de «cero covid» del país, justo cuando la ciudad de Shanghái (sudeste) se enfrenta confinada al peor aumento de casos desde el inicio de la pandemia.

Xi Jinping aprovechó la ceremonia de homenaje a los participantes, voluntarios y deportistas de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Invierno de Pekín para elogiar la estrategia «cero covid» china.



En la burbuja sanitaria aplicada durante la competición apenas hubo casos, por lo que «pasó la prueba y dio al mundo una experiencia útil en la lucha contra la pandemia y en la organización de grandes eventos deportivos», según el líder chino.

«Deportistas extranjeros nos dijeron que si hubiera que dar una medalla de oro en la lucha contra la epidemia, esta sería para China», afirmó Xi Jinping.



La política china de «cero covid» se basa en medidas como el confinamiento desde la aparición de los primeros casos, el filtrado drástico de personas en las fronteras, una larga cuarentena cuando se ingresa al territorio y el registro de los desplazamientos.

Entérate más:  Obras Públicas cierra por mantenimiento 39 pasos a desnivel en el GSD

Esto hizo que China registrara sólo unos 5.000 muertos desde que comenzó la epidemia a fines de 2019 (según el balance oficial). Pero la variante ómicron aceleró en las últimas semanas la propagación del virus.

Shanghái, un gran centro económico de 25 millones de habitantes, vive confinada desde la semana pasada. Por lo que se enviaron unos 38.000 trabajadores sanitarios y cerca de 2.000 militares como apoyo y para distribuir víveres.

La ciudad es el epicentro de la actual explosión de casos, con 21.000 nuevos casos positivos el viernes, unos niveles nunca vistos en China desde el inicio de la pandemia.

Las autoridades de la ciudad afirmaron el viernes que instalaron 60.000 camas suplementarias (sobre todo en centros de exposiciones) para aislar a los casos positivos. Y serán 70.000 más en breve, indicaron, llevando el total disponible a 130.000 camas.

Bajo presión, los responsables locales tuvieron que relajar algunas medidas polémicas, como separar a los menores que dieron positivo de los padres que den negativo en los test.

Entérate más:  Los países bálticos dejan de importar electricidad de Rusia

Pero la economía se está resistiendo: la actividad de manufacturas en China bajó en marzo a su nivel más bajo en dos años, según un índice independiente.