Miami, Estados Unidos. Con una implacable defensa que secó al estelar Trae Young, los Miami Heat arrasaron el domingo 115-91 a los Atlanta Hawks en el primer juego de su serie de playoffs de la NBA.

Miami, primer sembrado de la Conferencia Este, dio un golpe de autoridad ante los peligrosos Hawks con un espectacular esfuerzo colectivo.



El escolta suplente Duncan Robinson castigó a Atlanta con 27 puntos y 8 triples mientras Jimmy Butler, la figura de Miami, sumó 21 puntos.



En el otro lado de la pista, la feroz defensa de Miami colapsó a los Hawks y provocó el peor partido de la temporada de su líder, el talentoso Trae Young, que se quedó en 8 puntos y 4 asistencias.

El base All-Star, que promedia 28 puntos y 9,7 asistencias por partido, terminó con una nefasta estadística de 1/12 en tiros de campo y 0/7 en triples.

«Hacer el partido físico para él, desafiar cada tiro, mantenerlo fuera de la línea (de tres) y hacerle pasar la pelota», dijo Butler sobre las claves de la defensa sobre Young. «Es un gran pasador, pero él puede anotar mucho y no queríamos eso».

Entérate más:  Video - El juidero luego de un juego de la NBA

Los Heat llegaban al choque con mucho más descanso que los Hawks, que clasificaron a los playoffs a través del repechaje, con triunfos ante los Hornets el miércoles y los Cavaliers el viernes.

Lesionado en una rodilla en ese último choque en Cleveland, los Hawks no contaban el domingo con el pívot Clint Capela pero recuperaron a John Collins, su segundo máximo anotador.

Collins, que se perdió el último mes de competición por una lesión de pie, se quedó en 10 puntos en 21 minutos, consumido también por la presión defensiva de los Heat.

 

– Trae Young fundido –

 

Subcampeón en 2020, Miami se aupó en esta fase regular hasta el primer lugar de la ultra competitiva Conferencia Este, superando a teóricos favoritos como los Nets, Sixers o Bucks, vigentes campeones.

Los Heat terminaron en cabeza pese a las prolongadas ausencias de su trío estelar, formado por Butler, Bam Adebayo y Kyle Lowry, que este domingo avisó de que está listo para la batalla de los playoffs.

Entérate más:  Doncic contra Curry, un duelo generacional por las Finales de la NBA

Butler, de 32 años, llegó a encargarse de la defensa del vertiginoso Young, con quien tuvo un encontronazo nada más comenzar el juego que derivó en faltas técnicas para ambos.

El escolta y el veterano base Kyle Lowry (10 puntos y 9 asistencias) explotaron la inspiración de sus compañeros desde la línea de tres, especialmente de Duncan Robinson (8/9 en triples) y el veterano PJ Tucker (4/4).

Sobrepasados por su rival y el cansancio, los Hawks naufragaron desde la larga distancia, convirtiendo apenas el 27,8 de sus triples.

Trae Young, que el viernes brilló en Cleveland con 38 puntos, se quedó por debajo de la decena de puntos apenas por segunda ocasión en toda la temporada.

Los Heat llegaron al descanso con una ventaja de 19 puntos y en la segunda parte hicieron vibrar al público del FTX Arena llegando a distanciarse hasta en 32 puntos.

Atlanta, que en los pasados playoffs alcanzó las Finales de la Conferencia Este, solo tiene dos días para rehacerse de la paliza antes de regresar a la cancha el martes para el segundo duelo de la serie.

Entérate más:  Los Celtics tumban a Milwaukee y les dejan sin revalidar el título de NBA

La jornada del domingo, segunda de los playoffs de la NBA, depara también el inicio de otras tres eliminatorias de primera ronda.

Los Boston Celtics, segundo clasificado del Este, recibían a los Brooklyn Nets (7º) y los Milwaukee Bucks (3º) a los Chicago Bulls (6º).

En la Conferencia Oeste, los Phoenix Suns, primer sembrado, enfrentaban en su cancha a los New Orleans Pelicans (8º).