La ministra de Cultura, Milagros Germán, cerró la XXIV versión de la Feria Internacional del Libro con un mensaje triunfalista sobre las dificultades que encontraron para organizarla y una respuesta directa a quienes criticaron la gestión del evento cultural.

La funcionaria dijo que «ciertos ataques anónimos y reconocidos los logramos enfrentar con la visión de unidad que contrarrestó estos aprestos», y aseguró que los «desafíos y obstáculos» los «supieron solventar con gracia y eficiencia».



Germán citó las palabras del presidente colombiano Iván Duque en su visita reciente al país: «Los grandes enemigos de la democracia contemporánea están presentes cuando vemos la manipulación de la realidad, la desfiguración de los hechos, y pareciera que la verdad pasa a un segundo nivel…».

Agradeció a la dirección de la Feria del Libro por el trabajo para vencer las dificultades «a golpe de trabajo y visión».



Entérate más:  Muere un teniente coronel en accidente de tránsito