El diputado de la provincia Sánchez Ramírez por el Partido Revolucionario Moderno (PRM), Sadosky Duarte, acusó a la empresa minera Barrick Gold de querer construir una presa de cola para duplicar la extracción e irse lo antes posible de Cotuí, dejando altos niveles de contaminación.

Según el legislador, Barrick anunció la inversión de US$1,400 millones para un apresa de cola, lo que llevaría de 800 a 1,100 la extracción de onza de oro al año.



«La construcción de una nueva presa de cola implica la formación de aerosoles tóxicos, estos gases se producen durante el vertido de la basura mineral, y sobre todo durante los procesos de hidrometalurgia», acotó Duarte.

Agregó que también representa una mayor desertización, deforestación, erosión, pérdida de suelo fértil y un daño irremediable de la capa freática. Así como, una gran contaminación de las aguas subterráneas.



«Nuestra juventud no tiene empleo, la empresa no entrega el 5% a la provincia, no existe una política de compensación a las comunidades más afectadas. La historia condenará aquellos que se hacen cómplices con su silencio», sentenció.

Entérate más:  EEUU reporta aumento de avistamientos ovni en los últimos 20 años

Considera que para esta empresa minera multinacional debe ser una vergüenza que la provincia no sea un modelo de desarrollo industrial, social y económico. «Los números no mienten y las estadísticas son reales, somos la cuarta provincia más pobre del país».

Se preguntó si realmente pueden exhibir algún modelo de desarrollo, más allá de los beneficios que ha dejado esta minera en sus ejecutivos.