Madrid, España. Los diputados españoles adoptaron este lunes un texto para ampliar el uso terapéutico de los derivados del cannabis y abrir el camino para su comercialización en farmacias en un plazo de seis meses.

Este dictamen, aprobado en la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados, insta a las autoridades sanitarias españolas a permitir «la disponibilidad en el mercado farmacéutico de extractos o preparados estandarizados del cannabis que hoy no tienen una autorización de comercialización», así como a profundizar la investigación en este campo.



El texto señala que la Agencia Española de Medicamentos (AEMPS) tiene un plazo de seis meses para hacerlo.

Hoy en día, solo dos medicamentos con derivados del cannabis están autorizados para administrarse en hospitales de España: uno para tratar la rigidez muscular ligada a la esclerosis múltiple y otro para las convulsiones provocadas por la epilepsia.



Los cannabinoides se utilizan en unos cincuenta países para tratar principalmente los efectos secundarios de las quimioterapias, la endometriosis o para cuidados paliativos.

Entérate más:  Preocupación internacional por ataques cerca de central nuclear ucraniana

Tras escuchar a expertos, la Comisión de Sanidad de la cámara baja recomendó su uso particularmente para tratar el dolor de pacientes con cáncer o con endometriosis.

El uso recreativo el cannabis sigue prohibido en España.