Una compañía austríaca y otra japonesa, desarrollaron en conjunto un revolucionario dron de entrega, que no utiliza hélices y abre las puertas a una nueva generación de vehículos.

El novedoso implemento cuenta con Una tecnología de propulsión eléctrica, basada en cilindros giratorios con paletas que van cambiando su orientación para dirigir el empuje, abre las puertas a una generación de vehículos de carga capaces de volar y de despegar y aterrizar verticalmente, en muy poco espacio y desafiando a los vientos cambiantes, y de momento, esto se ha materializado en un dron.



La empresa austríaca especializada en propulsión vertical Cyclotech y la firma Yamato, una de las empresas de entrega “puerta a puerta” más grandes de Japón, se han asociado para desarrollar un dron de entrega de capacidad media que tiene una extraña apariencia y utiliza un innovador sistema de propulsión sin hélices.

Cuando el aparato está aterrizado, sus seis ciclo rotores están en posición perpendicular respecto del plano del terreno, y durante el vuelo las paletas o alabes de los cilindros pueden cambiar de ángulo, permitiendo que el eVTOL puede bascular, es decir moverse de un lado a otro, girando sobre distintos ejes. El dron CCY-01 junto a un centro logístico. (Imagen: CycloTech)

Cuando el aparato está aterrizado, sus seis ciclo rotores están en posición perpendicular respecto del plano del terreno, y durante el vuelo las paletas o alabes de los cilindros pueden cambiar de ángulo, permitiendo que el eVTOL pueda bascular, es decir moverse de un lado a otro, girando sobre distintos ejes.



Navegación autónoma, tecnologías inteligentes y automatización
Las dos firmas que desarrollan el dron CCY-01 imaginan una flota de estos vehículos de carga no tripulados y equipados con navegación autónoma, tecnologías inteligentes y automatización, conectando varios puntos de una ciudad, y ofreciendo tiempos de entrega más cortos y una mayor frecuencia de servicio.

Entérate más:  Samsung lanza segunda versión de sus audífonos Buds Pro

La tecnología que utilizará este futuro dron de carga para avanzar y cambiar de dirección en el espacio aéreo urbano se diferencia claramente de los existentes, ha sido desarrollada por Cyclotech y se denomina “propulsión cíclica de vectorización de empuje”.

El sistema Voith-Schneider, permite un desplazamiento ágil y estable cuando se aplica a los barcos, y posibilita un control directo e instantáneo de la magnitud y la dirección del empuje cuando se aplica a un vehículo aéreo, ofreciendo una transición natural y estable entre los distintos tipos de vuelo (estacionario y hacia adelante) y una gran maniobrabilidad, según sus creadores.

El dron de carga no tripulado CCY-01 será capaz de transportar 45 kilos carga dentro de una cápsula especial, a 40 kilómetros de distancia y a una velocidad de 130 km/h. Aterrizará con precisión en áreas de 5 metros de diámetro, manteniéndose estable incluso cuando hay clima ventoso. dron de carga CCY-01 sobre sus cuatro patas. Imagen: CycloTech.

 

El dron de carga no tripulado CCY-01 será capaz de transportar 45 kilos carga dentro de una cápsula especial, a 40 kilómetros de distancia y a una velocidad de 130 km/h. Aterrizará con precisión en áreas de 5 metros de diámetro, manteniéndose estable incluso cuando hay clima ventoso. dron de carga CCY-01 sobre sus cuatro patas. (Imagen: CycloTech).

Una doble X voladora

Los seis ciclorrotores, unos cilindros o barrites rotativos, con unas paletas o álabes en sus laterales, están montados en una estructura principal que vista de costado presenta el aspecto de dos letras “X” irregulares y adosadas la una a la otra. Visto de frente, este vehículo de fuselaje extraño es muy difícil de describir con palabras o de comparar con otro elemento.

Entérate más:  Samsung presenta cuarta generación del Galaxy Z Flip y Galaxy Z Fold

Estos cilindros girarán a muchas revoluciones por minuto (RPM) mientras que las paletas situadas a lo largo de sus costados alterarán constantemente su ángulo para dirigir el empuje.

Este aparato tendrá dos cilindros rotatorios situados en un ángulo diferentes respecto de los otros cuatro ciclo rotores. En un prototipo de demostración previo, este vehículo solo contaba con cuatro ciclo rotores montados sobre un chasis plano y alargado.

Propulsión eléctrica

La propulsión eléctrica alimentada por baterías y basada en ciclo rotores, similares a barriles con paletas en sus laterales, le permitirán a este vehículo compacto y de fuselaje muy extraño, desplazarse en todas las direcciones e inclinarse en distintos ángulos para volar y aterrizar con la menor resistencia al aire. Dos ciclo rotores, vista lateral. (Imagen: CycloTech).

Estos dos cilindros propulsores extra le darán al CCY-01 la capacidad de generar un empuje lateral horizontal manteniéndose nivelado, en lugar de inclinarse hacia los lados como sucede con los multicópteros convencionales (básicamente helicópteros propulsado por 4, 6, 8 e incluso un mayor número de hélices).

Cyclotech asegura que esta configuración le permitirá al vehículo compensar fácilmente los vientos cruzados, particularmente durante los aterrizajes, y que el eVTOL podrá seguir volando a pesar de que uno de sus motores sufra un desperfecto durante el vuelo, gracias a que estará equipado con un sistema de propulsión redundante (es decir repetido, para ofrecer respaldo).

CycloTech y Yamato han completado con éxito un estudio de factibilidad conjunto sobre la aplicación de esta nueva tecnología a un eVTOL de carga, una aeronave capaz de aterrizar con precisión en áreas confinadas y de manejar condiciones de viento desafiantes, dos características clave para las operaciones logísticas aerotransportadas urbanas, según explican.

Además del sistema de propulsión de CycloTech, el CCY-01 incorporará otro elemento innovador: la unidad PUPA701 (cápsula para el transporte aéreo de paquetes) desarrollado por Yamato, y que se adaptará a distintos vehículos aéreos y a los sistemas de logística existentes.

Es un receptáculo desmontable con forma de vaina (pod), que se insertará dentro del fuselaje entre las patas de aterrizaje del eVTOL, para transportar un producto o mercancía y después se retirará y vaciará de su contenido, al llegar a destino, posibilitando operaciones de carga y descarga rápidas y eficientes en tierra firme y una entrega rápida a su destinatario. (Fuente: Forbes)