Namphi Rodríguez: Educación debe reivindicar la historia de Bosch, Jiménez Grullón y Roberto Cassá

1

Santo Domingo. El abogado y catedrático Namphi Rodríguez urgió al Ministerio de Educación a asumir una revisión integral de los libros de texto de Ciencias Sociales para reivindicar la visión de historiadores como Juan Bosch, Juan Isidro Jiménez Grullón, Frank Moya Pons y Roberto Cassá.

Destacó que los principios constitucionales obligan al Estado a desarrollar una política educativa inspirada “en las luchas y sacrificios de los héroes y heroínas inmortales” de la República y compatibilizada con el respeto a la dignidad humana y a los derechos fundamentales.

Rodríguez, presidente de la Fundación y Derecho, coordinó un panel en el Observatorio Prensa de la Isla, en el que se debatió la enseñanza de la historia dominicana y haitiana en los libros de texto y en el que rechazó el “discurso histórico enajenante que impera a ambos lados de la isla”.

Namphi

“Tenemos que volver a Bosch, a Jiménez Grullón y a Cassá, que revolucionaron la historia dominicana con una visión globalista y equilibrada, con matices ideológicos, pero sin sesgos distorsionantes”, dijo.

Deploró que en nuestro país el discurso histórico haya estado referenciado hasta hace poco en libros como el “Resumen de Historia Patria”, de Bernardo Pichardo, y del lado haitiano por el “Manual de Historia de Haití”, del historiador J.C. Dorsainvil, ambos de la década del 20.

“La herencia que esos dos historiadores han legado a la intelectualidad haitiana y dominicana un gran resentimientos sobre el pasado histórico de la isla”, dijo.

Citó como parte del sesgo en la historiografía del vecino país el hecho de que personajes como Caonabo, Anacaona y Enriquillo son presentados como indios haitianos, debido a que el indigenismo es un mito antidominicano que refuerza la negritud.

“Del lado dominicano, el discurso histórico de la dictadura de Trujillo aupó una pléyade de intelectuales que exaltaban el hispanismo colonialista y el autoritarismo del régimen como paradigmas frente al antihaitianismo”, añadió.

El profesional del Derecho adujo que contrario a ese discurso, Bosch, Jiménez Grullón, Cassá y Moya Pons han desarrollado investigaciones que permiten hablar de una historiografía científica para la elaboración de libros de textos mejor documentados y que ofrezcan al estudiantado una información de mejor calidad.

“El discurso histórico en las escuelas se debe cuidar de la distorsión en la interpretación de determinados acontecimientos que puedan servir a intereses enajenantes, porque ello viola la declaración de principios de la Constitución de la República”, adujo.

Recordó que la asignatura pendiente de la educación dominicana es la calidad curricular, por lo que instó al presidente Danilo Medina a dar inicio al proceso de reformas institucionales que permitan mejorar realmente la enseñanza en el país.

Regalanos un Like!!!

1 Comentario

Participa en el debate, deja un comentario.