Carta abierta a los miembros de Acroarte


Por Isidro Barros

Miami, Florida. Luego de saludarles con el mayor respeto y consideración, permítanme hacerles unos señalamientos que irían a favor de nuestra institución, la cual está pasando por momentos difíciles.

Como miembro activo por casi 20 años y ser parte de 4 directivas, votando en todos los procesos y participado en la mayoría de las actividades realizadas en esta ciudad por nuestra filial y por la Central de República Dominicana, me permito hacer de su conocimiento el asunto de los ‘Pasivos’ en nuestra filial y a la vez hacer un pedido de mucha importancia.

Soy creyente firmemente que las leyes y reglamentos deben cumplirse como mandan los estatutos de cualquier organización, pero nuestra organización posee una que más que bien, le hace daño  y transmite un mal ejemplo para aquellos que cumplen con los reglamentos.

Este tema de los “PASIVOS” que tanto se habla para época de elecciones, sería una burla y un descaro que pudiesen votar personas que en su mayoría no conocemos y nunca han sido vistas en nada de Acroarte. (Algunos aquí pueden dar testimonio de esto, como Raimundo Mercedes, Eusebio Sánchez y Kandy Romero, entre otros)

De esos pasivos, existen varios a los cuales conozco y he hablado con ellos, me refiero a Yokasta Vásquez, quien me dijo que ella no era periodista farandulera y que sus ocupaciones no le permitían estar en la institución, también el locutor Román Valenzuela, quien me comunicó que no sabía cómo había ido a pertenecer a dicha institución.

El comediante Arky Castro, dijo que preferiría ser tomado en cuanta algún día para ser premiado (recuerden que Tony Dandrades tuvo que renunciar para tales fines) y José Miguel Álvarez, me comunicó que por sus ocupaciones en la iglesia y su trabajo ha estado alejado del gremio. (Estos 2 últimos acaban de presentar renuncia).

Estos, según sus testimonios han recibido llamadas para que se reintegren haciendo una carta de solicitud y ofreciéndoles puestos en una plancha, la cual hasta fue rechazada por la Junta Electoral. Por mi parte les sugerí hacer una carta de renuncia, ya que de yo tomar la presidencia de la entidad necesitaríamos personas que puedan trabajar y apoyar con su presencia los actos y reuniones de la filial.

De los otros llamados ‘Pasivos”, podemos mencionar a Angela Genao, Gisell Andrés y Tony Sánchez, que aunque les conozco, nunca han participado activamente en nuestra filial, pero lo peor son Flankin Aquino, Jenny Castillo, José F. Núñez, José L. Fernández, Limay González y Mario Alejandro, que puedo dar fiel testimonio de que son personas que no conozco, por lo tanto esas personas no me pueden representar en nada y mucho menos en un proceso eleccionario.

Hay 2 casos muy particulares, el de Julio Martínez, que está suspendido por la directiva actual y la señora Zunulda Founder, quien expresó sus deseos de seguir perteneciendo a la filial de New York.

Hay que ser muy descarado o sinvergüenza, que después de no participar en nada en Acroarte, pretendan ir a votar y tener los mismos derechos y prerrogativas como cualquiera que cumple con los requisitos y leyes de la institución. ¿Qué ejemplo enviaríamos a los que cumplen?

Vemos como excusan la participación de los “PASIVOS” en todos los procesos eleccionarios, yo entiendo que si eso es una de las cosas que está mal, pues debemos erradicarla y punto, para que necesitamos personas que no les interesa el gremio, ¿solamente para tiempo de elecciones?.

He visto con mucha preocupación como se ha estado llevando el debate (especialmente el Chat Acroarte Internacional), donde la falta de educación, la torpeza, la falta de respeto, amenazas, malas palabras, insultos, chismes, asuntos personales y las ofensas, entre otras cosas no menos desagradables son parte de algunos ‘compañeros’ acroartistas, como si se tratara de unas elecciones presidenciales de nuestro país, pero lo peor es que pareciera que son apoyados por sus candidatos.

Si mañana la justicia decide que puedan votar los pasivos, estaremos creando un precedente de mal ejemplo a los que cumplen con la institución. Cuál sería el beneficio de ser activo?, Creo que ninguno, pues podemos hacer lo mismo que los pasivos, no asistir a reuniones, no votar o no pagar cuotas, esto sería el principio del fin de una institución que no lo merece.

Esta institución necesita encarecidamente una profilaxis en todos sus aspectos y formas, pues de seguir así, estaría cavando su propia tumba, esperando que hagamos de Acroarte una institución fuerte, confiable, unida, y apartada totalmente de cualquier corriente política y del cáncer de la corrupción,

Queda de ustedes

Isidro Barros

Candidato a la Presidencia de la Filial Florida.

acceder

Conviertete en parte de nuestra comunidad!

reinicia la clave

Back to
acceder