El padre Carlos Piantini, de la parroquia María Auxiliadora, quien fue enviado a Puerto Rico desde ayer, dijo ayer que cree que su traslado se deba a una decisión del Gobierno por haber adoptado una posición segura de los reclamos de la sociedad.

Al oficiar su última misa en el país en esa iglesia, el religioso expresó que se marchaba con el “corazón verde”, por lo que invitó a la sociedad a mantenerse firme y a aglutinar a todos los sectores en la lucha contra la corrupción y todos los males que azotan a la República Dominicana, tras resaltar que en el país existe una descomposición muy alta.



“El principal problema nuestro son los políticos, ese es el principal problema nuestro. Entonces, no vayamos por la rama hay que ir ahí, al fondo, hay que cambiar esa casta mafiosa, corrupta y de todo, pero que sea el pueblo que vaya haciendo el proceso, que vaya empoderándose así como lo está haciendo con la Marcha Verde”, dijo al ser abordado por los periodistas al finalizar la eucaristía.



Entérate más:  Condenan a 30 años a cuatro hombres por la muerte de una profesora en Cabarete

En cuanto al manejo y el proceso del caso Odebrecht para enfrentar a ese mal, Piantini señaló que lo que se ha hecho es “tapar una cosa con otra” y que no ve una voluntad política y verdadera para resolver el caso y llegar al fondo de todo. “Me voy con el corazón verde porque es la esencia que está surgiendo en nuestra sociedad. Hay millones de dominicanos que estamos cansados de la corrupción, del desastre, del desorden ”, apuntó. Al ser cuestionado sobre el hecho de que se haya comenzado a hablar de la reelección del presidente Danilo Medina, respondió que “eso es un signo de que ellos no están en lo que tienen que estar”.

Fuente El Caribe