El mensaje de la Primera Dama en el mes de la Familia


La Primera Dama de la República, Cándida Montilla de Medina, invitó a la sociedad dominicana, en este Mes de la Familia, a hacer un alto para reflexionar sobre la necesidad de desterrar la violencia de nuestras vidas.

Advirtió que actualmente la vida en familia se enfrenta a muchas situaciones que amenazan su armonía, entre ellas la violencia intrafamiliar que roba vidas y destroza las posibilidades futuras de una creciente cantidad de niños y niñas.

Planteó la importancia de construir familias capaces de transmitir al tejido social los valores de la solidaridad, el respeto y la tolerancia.

“La familia es el lugar donde desarrollamos todas nuestras potencialidades humanas y adquirimos el sentido de la responsabilidad frente a los otros y frente a nosotros mismos”, expresó Montilla de Medina.

Entiende que para que la familia sea funcional y beneficiosa para todos y todas, en su seno debe primar el respeto, la generosidad y la vocación de compartir.

Agregó que la familia es también el tubo de ensayo del compromiso social, pues se aprende a relacionarse con el entorno guiado por los mismos valores que sirven de base a la vida en común en el seno familiar.

La Primera Dama recordó que la celebración se realiza desde el año 1971 en la República Dominicana con el propósito de exaltar los valores familiares como principal fundamento de la vida en sociedad.

Ese mismo propósito, añadió, es el que también anima los proyectos desarrollados por el Despacho de la Primera Dama.