La estrella de los Cleveland Cavaliers, LeBron James, volvió este lunes con nuevas críticas contra el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cuando la NBA se unió a millones de estadounidenses para recordar al líder de los derechos civiles, Martin Luther King.

En declaraciones a la prensa antes del enfrentamiento en horario estelar de los Cavs con los Golden State Warriors más tarde del lunes, James rindió homenaje al ícono asesinado King y simultáneamente acusaba a Trump de alimentar las divisiones.

LeBron, quien describió a Trump como un “vago” en septiembre pasado después de que el líder estadounidense dijera que el campeón de la NBA, Warriors, no sería bienvenido en la Casa Blanca, dijo que la ex estrella de televisión de reality había envalentonado a los racistas.

“El estado de racismo nunca morirá, pero lo que no podemos hacer es permitir que nos conquiste como personas”, dijo James a los periodistas después de la práctica de Cavs.

“No podemos permitir que nos divida … El tipo que tiene el control le ha dado a la gente y al racismo la oportunidad de estar afuera y hablar sin miedo”.

LeBron, que ha sido un prominente activista social en los últimos años, agregó: “Estamos en un estado difícil ahora mismo como estadounidenses con el líder de nuestro país”.

El estelar jugador añadió: “pero nosotros, como dije, no importa la religión, no importa la forma y el tamaño, todos tenemos que seguir uniéndonos y arrojar una luz más brillante sobre … No quiero usar la palabra estupidez, pero eso es básicamente a lo que se reduce”, agregó el estelar jugador.

El entrenador de los Warriors, Steve Kerr, también habló sobre la importancia de jugar en las fiestas nacionales de Martin Luther King.

“Me encanta lo que significa para la NBA y el país”, dijo. “Se ha convertido en un gran día para la NBA porque celebramos el baloncesto, pero lo que realmente estamos celebrando es la igualdad y la inclusión, que es lo que representa la NBA”, agregó el técnico de los campeones.

Compartir