La frase “los records se hicieron para romperse” es casi tan vieja como esas mismas marcas. Pero en el béisbol, algunos logros realmente hacen pensar que nadie podrá quebrarlos.

Los juegos sin hit ni carrera consecutivos de Johnny Vander Meer, el segundo de los cuales llegó un 15 de junio de 1938, es uno de esos hitos. Los 56 juegos seguidos dando de hit de Joe DiMaggio es probablemente la más famosa de las marcas “irrompibles”.

A CONTINUACIÓN LA LA LISTA  DE LOS RÉCORDS

10Los 262 hits de Ichiro en el 2004

Romper el récord de hits en una temporada requeriría de una extraña combinación de consistencia, oportunidades y habilidad para hacer contacto, algo cada vez más raro en el béisbol moderno. Además, Ichiro acumuló 704 turnos al bate en el 2004, uno de apenas cuatro jugadores en la historia con más de 700 turnos en una campaña. Entonces, para romper ese récord, usted tendría que batear .373 y agotar 700 turnos oficiales. Buena suerte.