El techo del primer y segundo nivel de la Escuela Especial Santo Domingo, ubicada en el Ensanche La Fe del Distrito Nacional, se desprende por trozos debido a las antiguas y constantes filtraciones de agua que tiene la estructura.

La situación se agudiza más cuando caen grandes cantidades de lluvias, como las provocadas recientemente por una onda tropical que afectó el país, según narran personas allegadas al centro.

Señala el Listín Diario que tanto padres como profesores del centro entienden que el Ministerio de Educación debe prestarle atención, más aun por tratarse de un recinto escolar que trabaja con niños especiales, muchos de los cuales están en sillas de rueda, o con alguna condición física motora diferente, los cuales pudieran resultar heridos por algun trozo de la estructura.

Autoridades escolares informaron que tanto el Distrito Escolar como el propio Ministerio de Educación están al tanto de la situación, y que incluso han ido con técnicos a evaluar, pero que el tiempo pasa y no se materializa una acción contundente.

¿Usted qué opina?