Más que una fobia a la ausencia de luz, nuestra mente usa el miedo a la oscuridad para ponernos en alerta. Antes, nos sirvió para descubrir el fuego y hoy, nos mantiene a salvo de amenazas reales o imaginarias.

Nota relacionada: Roberto Cavada: “La Oscuridad es dura”



Entérate más:  Instalación de energía renovable supera el 20%, dice Almonte