La destacada soprano dominicana Nathalie Peña-Comas ha comenzado el nuevo año con una agenda cargada de proyectos que la llevarán a importantes escenarios internacionales.

Recientemente estuvo en el país para su participación como solista invitada en la celebración del XXII Gran Concierto Altagraciano, en la Basílica Nuestra Señora de la Altagracia, Higüey en donde actuó bajo la dirección del maestro José Antonio Molina con el acompañamiento de la Orquesta Sinfónica Nacional, ocasión en la que compartió con el Coro Koribe y al maestro Dejan Kulenovic.

Austria es el punto de partida para el itinerario internacional que arrancará este 23 de enero para actuar en el Latin Roots junto a la agrupación Esamble Spirituosi integrado por sus hermanas Evelyn y Nicole Peña-Comas, así como por Damien Lancelle, Gonzalo Manrique y Rubén Sánchez.

Luego de esa actuación la reputada soprano se prepara para actuar como solista en la obra Carmina Burana, una cantanta para solistas, coro mixto, coro de niños y orquesta que tendrá como escenario a la sala principal del prestigioso Palacio de la Cultura de Tîrgu Mure?de Rumanía.

Los conciertos que están previstos para los días 29 y 30 de este mes serán con el acompañamiento de la orquesta Filarmónica Estatal de Tîrgu Mure? bajo la dirección del maestro húngaro Gabor Ferenc y compartirá el escenario junto al Stefan von Korch, tenor, Balla Sándor, barítono, así como un coro mixto dirigido por el profesor Vasile Cazan.

“Hemos comenzado el año en nuestro país bajo la dirección del maestro José Antonio Molina en el concierto Altagraciano y nos da mucho placer que nos convocaran nuevamente para esta actividad de tanta importancia para nuestro país”, comentó Nathalie Peña-Comas.

La soprano manifestó para este 2020 ha recibido numerosas propuestas de trabajo que la llevarán a nuevos escenarios. “Para el mes de marzo tenemos nuevas noticias que compartir con el público. Este año será de vital importancia para mi carrera porque me dará la oportunidad de llegar a un nuevo público.