La Sociedad Dominicana de Cirugía Vascular y Endovascular quiere aclarar algo…

La Sociedad Dominicana de Cirugía Vascular y Endovascular SDCVE, entidad que reúne a los Cirujanos entrenados, capacitados y aprobados para la realización de intervenciones quirúrgicas vasculares y endovasculares en República Dominicana, a raíz del caso referente al Dr. Eleazar  Reyes Quezada, Diagnosticado recientemente con Disección  Aórtica, deseamos hacer  las siguientes precisiones:

Del caso en referencia, se han hecho eco prensa escrita y digital, redes sociales, y otras entidades manifestando varias imprecisiones como la ausencia de profesionales capacitados para realizar la intervención necesaria, que no se realiza en el país y varias razones más por las que debe ser trasladado fuera del país.

En referencia a esto queremos aclarar:

  1. En nuestro país, a través de nuestra Sociedad, disponemos de los recursos humanos, con los mejores estándares de formación habidos en el mundo, capacitados para diagnosticar y tratar cualquier padecimiento vascular, ya sea en la Aorta, como en cualquier otro vaso involucrado, arterial o venoso; esto bajo los mismos protocolos de manejo que se realizan en cualquier otro país. El hecho que las grandes industrias productoras y distribuidoras de estos dispositivos tengan presencia en nuestro país, es gracias a que existe personal certificado para eso.
  2. Ponemos de manifiesto que nuestro país cuenta con los equipos e infraestructura necesaria para tratar esta enfermedad y cualquier otra que involucre arterias y venas. Este tipo de procedimientos y otros de mayor complejidad, los venimos realizando desde hace más de una década.
  3. Que el Dr. Eleazar Reyes no ha sido manejado por ninguno de los miembros de la SDCVE.
  4. Además de todo, estos casos son frecuentes, ocurren con más frecuencia de lo que deseamos, y lo más lamentable es que este tipo de patologías no se encuentran cubiertas en el PDSS y cientos de pacientes mueren por falta de recursos para tratarse, y menos posibilidades aún de que su desesperado estado encuentre eco en prensa o redes sociales. Lo que tiene incluido nuestro PDSS, es lo que se le ofreció a ALBERT EINSTEIN en 1952, quien murió tras padecer esta enfermedad.
  5. Que no es cierto que la mortalidad de un paciente disminuya por llevarlo fuera del país a realizar este tipo de procedimientos. Sin embargo, sí es un procedimiento muy costoso, debido al valor de los dispositivos requeridos y la complejidad que envuelve el implante de una endoprótesis aórtica.

Lamentamos enormemente que un apreciado colega esté padeciendo este fatal síndrome aórtico agudo. La SDCVE oficialmente se pone a disposición de someter a evaluación el caso por varios de nuestros expertos en la materia y si fuese necesario resolverlo renunciando al cobro de honorarios médicos si así nos lo solicitaren.

Esperamos, asimismo, que el caso sirva para que las autoridades por fin nos escuchen y ayuden a salvar tantas vidas que se están perdiendo en el país, y finalmente incluyan en el PDSS esta patología, como tantas veces hemos recomendado.

Ponemos a disposición nuestra página web: www.cirujanosvasculares.org, y redes sociales, donde se podrá recibir información pertinente y verificar nuestros miembros acreditados.