Pablo Ulloa, fue escogido este jueves por el Senado de la República, como defensor del Pueblo, tras un largo proceso matizado por reclamos para que se designara una persona sin vínculos políticos.

Ulloa, quien competía junto a los exdiputados Henry Merán, reconocido dirigente de la Fuerza del Pueblo, y Fidel Santana, antiguo presidente del Frente Amplio, es el único al que no se le conoce ligaduras políticas.

Conforme a su hoja de vida, el nuevo defensor del Pueblo, es licenciado en Psicología Industrial de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) y además cuenta con un doctorado en Gobierno, Política Pública y Sociedad.

Además, posee un máster en Alta Dirección Pública en la Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode) y un postgrado en Psicología Industrial (UASD).

Indica Diario Libre que el nuevo servidor público Se formó en Argentina como experto en formulación y evaluación de Política Pública Educativa; y en España realizó varias maestrías y un doctorado en Gobierno y Política Pública. Las maestrías, realizadas en universidades españolas versan sobre Economía y Cooperación Internacional y Políticas Públicas.

Entérate más:  Cuando clamamos Él actúa y envía Su respaldo

Su experiencia laboral lo coloca como primer director general administrativo y financiero (director ejecutivo) del Tribunal Constitucional en 2014. Fue coordinador técnico, en la Oficina de Cooperación Internacional de la Secretaría de Estado de Educación (SEE) y responsable del Programa Apoyo al Plan Decenal en 2011.

También laboró como especialista de monitoreo y evaluación, en la Oficina de Cooperación Internacional de la Secretaría de Estado de Educación (SEE) 2005-2007. Fue la contraparte dominicana, en el Programa de Apoyo al Desarrollo de la Educación Técnico Profesional (PRO-ETP), financiado por la Unión Europea 2002–200, y participó en el proceso de la detección de necesidades de capacitación para ser negociadas en el Tratado de Libre Comercio, con Estados Unidos en el 2004.

Ha sido gerente o consultor para más de ocho programas y proyectos financiados por el BID, BM y la Unión Europea en el Estado dominicano e internacionalmente.