Uno de los reactores de la central nuclear china de Taishan está bajo vigilancia luego de un aumento de la concentración de ciertos gases en el circuito primario, dijo el lunes la empresa francesa EDF, socia minoritaria de la china CGN en el proyecto, después de que la prensa estadounidense hablará sobre una posible fuga.

Pero la compañía francesa relativizó el tema al indicar que “la presencia de ciertos gases nobles en el circuito primario es un fenómeno conocido, estudiado y previsto por los procedimientos de funcionamiento de los reactores”.

El circuito primario es un circuito cerrado que contiene agua a presión, que se calienta en el depósito del reactor al entrar en contacto con los elementos fisibles. Los llamados gases “nobles” son el argón, el helio, el criptón, el neón y el xenón, entre otros.

La empresa nuclear francesa Framatome, filial de EDF, anunció un poco antes que vigilaba “la evolución de uno de los parámetros de funcionamiento” .

Entérate más:  Margarita reclama cese inmediato de “degradación” y disminución de salarios a servidores públicos

La central “está en su régimen de funcionamiento y de seguridad autorizado”, precisó Framatome en una declaración a la AFP .

 

– “Amenaza radiológica” –

 

CNN, a partir de una carta enviada por Framatome al departamento de Energía estadounidense el 8 de junio, reveló un posible “escape” en esta central. Al parecer Framatome se dirigió a Estados Unidos para solicitar asistencia técnica para resolver “una amenaza radiológica inminente”.

Según la cadena estadounidense CNN, las autoridades de seguridad chinas también habrían controlado los límites aceptables de radiación en el exterior de la central, lo que evita suspender su actividad.

Por su parte, la socia mayoritaria (70%) y operadora de la central, China General Nuclear Power Group (CGN), señaló que los indicadores medioambientales eran “normales”, sin hacer ninguna alusión a las informaciones difundidas por CNN.

“En la actualidad, el seguimiento continuo de los datos medioambientales muestra que los indicadores de la central nuclear de Taishan y sus alrededores son normales”, dijo el grupo chino.

Entérate más:  Estudio descarta que vacuna de Pfizer aumente riesgo cardiovascular en mayores de 75 años

En Francia, el gobierno, la Comisión de Energía Atómica (CEA) y la Autoridad de Seguridad Nuclear (ASN) no hicieron comentarios.

EDF dijo haberse puesto en contacto con la empresa conjunta TNPJVC y aseguró que por su parte está “aportando su experiencia”.

El grupo francés también dijo que “ha solicitado la celebración de un consejo de administración extraordinario en TPNJVC para que la dirección pueda presentar todos los datos y decisiones necesarias”.

China tiene unos 50 reactores en funcionamiento, lo que la convierte en el tercer país del mundo en la materia, por detrás de Estados Unidos y Francia.

Los dos reactores de Taishan son hasta ahora los únicos reactores del tipo conocido como EPR que entraron en funcionamiento en el mundo, en 2018 y 2019.

Se están construyendo otros reactores de este diseño en Finlandia, Francia y Reino Unido, pero los problemas retrasaron su puesta en funcionamiento.