Santo Domingo, RD.- El sacrificio sanitario masivo de todas las cabezas de cerdo del país por la peste porcina africana le representará a los productores de estos animales pérdidas económicas estimadas en alrededor de 30 mil millones de pesos, de acuerdo con el especialista en políticas agroalimentarias y desarrollo rural, Richard Peralta Decamps.

Señaló que estas pérdidas económicas no son solamente por la eliminación de todos los cerdos, sino porque el proceso de repoblación de estos animales es muy lento y tortuoso, ya que hay que hacerlo con mecanismos que garanticen que ese proceso no lleve a una reinfección de la enfermedad en el territorio donde se hizo del sacrificio.

Al ser entrevistado para Las Exclusivas de José Peguero, el especialista denunció que los incineradores que están colocados en los puntos de inspección para darles entrada a los animales en el país no están funcionando, lo que calificó como una debilidad profunda del servicio de protección zoosanitaria.

Entérate más:  Indotel finaliza firma de contratos de concesión con empresas telefónicas

“El virus de la peste porcina es muy resistente. Para poder inactivarlo se necesita darle un tratamiento térmico, de calor, por encima de los 60 centígrados por al menos 30 minutos para poder inactivarlo. Entonces cuando yo te digo a ti que la mayoría de esos incineradores no que están en los puertos y aeropuertos no están funcionan, están dañados, ya con eso te lo estoy diciendo todo”, afirmó Peralta Decamps.

Responsabilizó al Ministerio de Agricultura el ingreso de la peste porcina africana a la República Dominicana por no administrar adecuadamente el sistema cuarentenario que tiene como objetivo evitar que esas plagas y enfermedades entren al país.

“Para ello, las autoridades cuentan con una red de inspectores, de técnicos, veterinarios, que están diseminado en todos los puntos de ingreso al país, entonces cuando entra una enfermedad de importancia cuarentenaria a un territorio, sin dudas, falla la primera línea de defensa que es la cuarentena exterior, y eso es una responsabilidad de las autoridades”, dijo.

Entérate más:  Video: Así está la Escuela para estudiantes con Sordoceguera y discapacidad Múltiple

Expresó que las cepas tradicionales de la peste porcina africana muestran un nivel de mortandad de un promedio de 90 por ciento, y en algunos países hasta un 100 ciento de la población animal.

Aseguró que donde esa enfermedad entra, por lo general, produce un nivel de mortandad tal en los animales que, la medida zoosanitaria recomendada para la erradicación es el sacrificio de estos animales.

Explicó que la peste porcina no tiene vacuna pero que como tampoco tiene tratamientos curativos. “Entonces lo que se recomienda es un proceso de eliminación, de sacrificio sanitario, de esos animales que están en esa zona afectada.