Santo Domingo. La sentencia por el caso de de los aviones Súper Tucanos representa otra burla de la justicia dominicana, Embraer admitió un soborno que no pudo ser probado en los tribunales y que ahora será apelado por el Ministerio Público.



La decisión de las juezas Arlín Ventura Jiménez (presidenta), Leticia Martínez Noboa y Milagros Mercedes Ramírez Cabrera declara no culpables al mayor general retirado Pedro Rafael Peña Antonio, exministro de Defensa; al coronel Carlos Piccini Núñez, exdirector de Proyectos Especiales de la Fuerza Aérea Dominicana (FAD), y al empresario Daniel Aquino Hernández, así como a las firmas 4D Business Group y Magycor.

El Ministerio Público estuvo solicitando al tribunal la imposición de 10 años de prisión para Peña Antonio, Piccini Núñez y Aquino Hernández, por la comisión de los delitos que les fueron imputados. Igualmente, solicitó el pago de una multa consistente en US$7 millones.



El tribunal leyó su sentencia del caso y argumentó ninguno de los tipos penales presentados contra los acusados quedaron debidamente probados, por lo que los declaraba como no culpables de los hecho puestos a su cargo y emitía sentencia absolutoria contra ellos.

Entérate más:  Pro Consumidor advierte no abrirá negocios cerrados por vender bebidas alcohólicas falsificadas

La empresa Embraer, que admitió la entrega de sobornos, fue condenada en 2018 al pago de 7 millones 40 mil dólares al Estado dominicano.

Las indagatorias de este caso abarcaron el rastreo de transferencias de dinero en el país y en el exterior, análisis y verificación de patrimonios, examen a movimientos de cuentas bancarias, así como la localización e indagatoria sobre el origen de bienes.