La directora de Análisis de Pobreza, Desigualdad y Cultura Democrática del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo, Rosa Cañete Alonso, consideró que mejorar las condiciones de vida del sector del trabajo doméstico constituye un elemento fundamental para reducir la pobreza, la desigualdad de género y garantizar igualdad.

“Desde el Ministerio de Economía hemos estudiado esta rama de actividad del trabajo doméstico, que es un sector importantísimo para la economía en el país y para el empleo”, puntualizó Cañete Alonso, entrevistada por el periodista Adalberto Grullón, y la periodista Millizen Uribe, en el programa Uno+Uno, que se transmite por Teleantillas, canal 2 a partir de las 7:00 de la mañana.



“El 20% de las trabajadoras domésticas está en situación de pobreza monetaria”, informó Cañete Alonso.

La economista precisó que el trabajo doméstico es el tercer empleador de mujeres en el país como rama de actividad, genera 245 mil empleos al año, más del doble que zonas francas.



Entérate más:  Él espera que caminemos y hagamos lo que Él hace

“El trabajo doméstico hay que valorarlo, hay que regularlo y hay que garantizarle iguales derechos que al resto de trabajadores”, afirmó.

Dijo que el trabajo doméstico es la rama de actividad donde mayor porcentaje de ocupadas en el país está en situación de pobreza monetaria. “El 20% de las trabajadoras domésticas está en situación de pobreza monetaria”, informó Cañete.