Nueva York. Gwendolyn Reyes, una aspirante dominicana a modelo de 21 años de edad, narró detalles de la brutal golpiza que le propinaron tres atracadores afroamericanos en una penumbrosa calle de Brooklyn y quienes le llevaron el bolso en el que tenía dinero en efectivo y su celular Samsung Galaxy.

Reyes

Reyes, relató que caminaba desde su trabajo nocturno la madrugada del 2 de octubre, cuando fue seguida e interceptada por los tres atracadores, quienes de inmediato le fueron encima y comenzaron a golpearla salvajemente.

Para su suerte, ella se equivocó, porque creyó que se trataba de una violación o un secuestro, con lo que su situación hubiera sido mucho peor.

Informa el periódico El Nuevo Diario que la víctima, que resultó con múltiples heridas en la cara señaló que el ataque en su contra tuvo lugar a eso de las 2:30 de la madrugada en la avenida Franklin, cerca de la calle Place en el vecindario Crown Heights.

“Es muy difícil ver el video en el que ellos, aparecen golpeándome en el suelo. El video muestra a los tres criminales, avanzando en dirección opuesta a la que llevaba Reyes, pero después que el primero pasó por su lado, el segundo la agarra y la empuja contra la pared de un edificio.

Ella trata de luchar para zafarse de sus agresores, pero dos de ellos, la golpean a puñetazos y patadas y luego le arrebatan el bolso, huyendo, mientras la agredida se arrastra en la calle en busca de auxilio.

“Lo que recuerdo de todo el ataque, es cuando me estaban arrastrando para golpearme, grite auxilio y pedía que alguien me ayudara”, narra la joven.

“Entonces, fue cuando me di cuenta de la mucha sangre que salía de mi cara. Los golpes de los atracadores, le fracturaron la nariz a Reyes y fue ingresada en un hospital de Brooklyn.

La policía dijo que al ataque a Reyes, parece haber sido al azar y añadió que ella se expuso a la agresión, porque estaba caminando sola y llevando un celular.

Aunque Reyes, dijo que la agresión no la atemoriza, pidió a su jefe cambiarla al turno de día para evitar ser víctima otra vez de atracadores.

“Confío en que la policía, los capturará y nade me impedirá hacer mi carrera de modelo”, terminó diciendo la joven.

Por Miguel Cruz Tejada

Compartir