La nariz congestionada o tapada se produce cuando los tejidos que la recubren se hinchan. Es más común en invierno debido a los síntomas que acompañan a la gripe y los resfriados. ¿Cómo hacer frente a este síntoma molesto? Conoce los métodos que recomiendan los médicos y los que aconseja la sabiduría popular.

Las causas pueden ser: resfriado común, gripe, infección sinusal, rinitis alérgica, rinitis vasomotora u otras alergias; uso excesivo de algunas gotas o aerosoles nasales comprados sin receta por más de 3 días (pueden empeorar la congestión nasal); pólipos nasales, masas de tejido inflamado que recubren la nariz o los senos paranasales; embarazo. Lo que puedes usar para aliviarte, a continuación…

1. Olla Neti

Es un recipiente diseñado para enjuagar los desechos o el moco de la cavidad nasal. Puedes usar una olla Neti para tratar los síntomas de alergias nasales, problemas sinusales o resfriados. Si eliges hacer tu propia solución salina, es importante usar agua embotellada que ha sido destilada o esterilizada. El agua del grifo es aceptable si ha pasado a través de un filtro o si se ha hervido durante varios minutos y luego se deja enfriar.

¿Cómo se utiliza?

Para usar la olla neti, inclina la cabeza hacia los lados sobre el fregadero y coloca el pico en la fosa nasal superior. Respirando a través de la boca abierta, vierte suavemente la solución salina en la fosa nasal superior para que el líquido drene a través de la fosa nasal inferior. Repite del otro lado. Asegúrate de enjuagarla después de cada uso.

2. Otros accesorios manuales

Otros dispositivos, como botellas comprimibles y recipientes a presión o goteros, también se pueden usar para enjuagar o irrigar los conductos nasales. Habla con tu médico para ver si el enjuague nasal es adecuado para ti.

3. Descongestivos de venta libre

La mayoría de éstos vienen en forma de píldora, líquido o aerosol. Estos productos no deben usarse durante más de 3 días: tu organismo puede volverse dependiente de ellos y luego sentirás la nariz aún más tapada al dejar de usarlos. Esto se conoce como “efecto rebote”. Lo mejor es consultar con el médico antes de comprarlos.

4. Baños de vapor

Son populares y muy antiguos los vapores en casa para descongestionar. Se pueden hacer con agua y sal, pero las abuelas y madres aseguran que es mejor con eucalipto, ya que ayuda a abrir las vías respiratorias. Debes vaciar agua caliente en una vasija amplia y agregar aceite u hojas de eucalipto. Coloca una toalla en tu cabeza para tratar de atrapar todo el vapor y respirar profundamente.

5. Solución salina casera

Es un remedio muy utilizado. Puedes mezclar un cuarto de cucharadita de sal marina sin yodo y un cuarto de cucharadita de bicarbonato en una taza de agua tibia. Luego Vierte un par de gotas en cada fosa nasal, inclínate hacia adelante para que escurra un poco y suena tu nariz suavemente.

6. Toalla o paño húmedo

Una forma segura de aflojar las costras duras que obstruyen la nariz y te impiden respirar con comodidad, es tomar una toalla y sumergirla en agua tibia, escurrirla y apoyarla sobre la nariz, reteniéndola allí por un minuto o un poco más. Lava bien la toalla luego de cada uso.

7. Humidificadores de ambiente

Los humidificadores agregan humedad al aire, lo que puede ayudar a aliviar la tos y la congestión nasal causada por un resfriado. Los aparatos de vapor caliente y frío son igualmente efectivos en la humidificación del aire. Para cuando el vapor de agua llega a las vías respiratorias inferiores, entra a la misma temperatura, independientemente de si proviene del calor o frío.

Precauciones con los humidificadores

Si usas un humidificador, asegúrate de mantenerlo limpio para evitar la acumulación de minerales y el crecimiento de bacterias y mohos. Los humidificadores que contienen agua estancada, particularmente los de vapor frío, pueden dispersar estos materiales por el aire.

8. Difusor con aceites

Una forma sencilla de obtener alivio y de paso aromatizar el ambiente, es utilizar difusores de aceites esenciales como descongestivos: los más conocidos y utilizados a nivel popular son los aceites de menta y eucalipto, ambos con poder descongestivo.

9. ¿Puedo utilizar Vicks VapoRub?

“El Vicks VapoRub no alivia la congestión nasal”, asegura el Dr. Jay Hoecker, de Clínica Mayo. Pero el fuerte olor a mentol engaña a tu cerebro, por lo que sientes que estás respirando por la nariz destapada. VapoRub no es seguro para ningún uso en niños menores de 2 años. Además, si éste producto entra en tu ojo, puede dañar la córnea. En adultos y niños de 2 años o más, utilízalo sólo en el cuello y el pecho, aconseja.

10. Nebulizadores

Cuando se utiliza un nebulizador para administrar medicamentos, éstos se colocan en un reservorio especial y se inhalan en forma de vapor mediante una mascarilla o una boquilla. A veces, se inhala sólo solución salina, según el caso. Existen distintos tipos de reservorios y también distintos tipos de nebulizadores, de modo que es importante consultar al médico antes de usarlos, o usarlos en los casos en que los profesionales los recomiendan.

Fuente Holadoctor.com