El exponente urbano Mozart La Para, manifestó que dentro de los motivos por el que decidió ceder una entrevista después de tantos años, tras su separación de la influencer de origen rumano Alexandra Hatcu, fue porque lo hicieron ver como un “monstruo”.

Así lo expresó Erickson Fernández, nombre de pila del artista, al ser cuestionado por los comunicadores Moisés Salce y Gabriela Melo, sobre los motivos de que lo llevaron a ofrecer tales declaraciones después de tanto tiempo guardando silencio.



“Fue la situación, porque me veían como un monstruo. Yo dije: ‘eso pasa’, pero pasó un año y más y más, y decidí hablar”, aseguró el artista. Asimismo, apuntó que ya no quiere referirse al tema porque no “se siente bien”.



Mozart reconoce que debió haber aclarado todo desde el principio, y así evitar las malas conjeturas que surgieron tras el anuncio de su separación con la modelo rumana.



Entérate más:  Fallece el maestro musical Jorge Taveras

Dijo que ‘‘nunca me he comportado mal, lo único que hice fue divorciarme, porque no me sentía bien. Tomamos una decisión como adultos que somos, pero nunca pensé que las cosas iban a llegar tan lejos en el sentido negativo’’.

Indica EL NUEVO DIARIO que Mozart declaró que antes del anuncio del divorcio, la pareja arrastraba tres años de crisis matrimonial, donde cada año era peor que el anterior, sobresaliendo constantemente la falta de respeto en ambas partes.

‘‘Dormíamos en habitaciones diferentes. Pasaron muchas cosas, llegaba a mi casa y me encontraba con invitados que no eran de mi agrado o no eran bienvenidos de mi parte; llegaba de una presentación artística y yo tenía que hacerme fritos con salami. Estaban atendiendo a Mozart, pero no a Erickson’’, comentó.