Santo Domingo, RD.- El vicepresidente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Juan Ariel Jiménez, consideró correcta la convocatoria a la Mesa del Diálogo por parte del Gobierno y lo pondera como una buena oportunidad para poner sobre la mesa los problemas ciudadanos en el centro de la discusión.

Juan Ariel Jiménez entiende que es preciso ir cambiando el discurso político de los últimos meses, que por varios lados ha estado cargado de desconsideraciones, acusaciones y ofensas.

“Es hora de que en política volvamos a tener los problemas de los ciudadanos en el centro de la discusión, en vez de estar discutiendo si no saben gobernar o si no dejaron nada hecho, que volvamos a tener al ciudadano en el centro del debate”, argumentó Jiménez entrevistado en Matinal 5 este lunes.

El también miembro del Comité Político del PLD dijo que hay que analizar la forma de contribuir y mejorar la situación de los ciudadanos, obviando la contaminación de diálogo político cargado de adjetivos y desconsideraciones que alejan más a los políticos del ciudadano común, advirtiendo que eso es bastante peligro.

Entérate más:  Diputada Betty Gerónimo recomienda a niños y jóvenes a estudiar

“Creo que esta es una oportunidad muy positiva de volver a la mesa del diálogo porque este país lo tenemos que construir entre todos”, acentúo el economista y dirigente político, reseñado por la Secretaría de Comunicaciones del PLD.

De igual forma, en sus redes sociales resaltó que “viendo los retos de la sociedad, es hora de dejar el debate político de ofensas y consideraciones, y poner en el centro los problemas de las personas. Esto aplica para todos, no es una crítica a nadie en particular, es una reflexión general.”

Recordó que el Partido de la Liberación Dominicana cuando estaba en el Gobierno implementó mecanismos de diálogos para buscar soluciones a los problemas nacionales.

Ahí está el Pacto Educativo, el Pacto Eléctrico y la misma Estrategia Nacional de Desarrollo, que fue ampliamente participativa y abordó algunos de los puntos propuestos para discusión en este diálogo.