Un grupo de microempresarios denunció que existen irregularidades en las licitaciones para el almuerzo escolar.

Conforme a abogados de cientos de los afectados, el Instituto Nacional de Bienestar Estudiantil (Inabie) violó varias normas desde el inicio del proceso, como el pliego de condiciones y el cronograma.



De acuerdo a elCaribe, la comunicadora Julissa Céspedes, a través del programa Reporte Especial, informó que el pliego de condiciones de la entidad establece que la adjudicación para oferentes calificados será realizada dependiendo de su ubicación a nivel municipal, pudiendo cada oferente optar por el municipio en donde se encuentra instalada su empresa, considerándose hábil en caso de resultar calificado técnicamente por el comité de compras.

De igual manera, dice que el beneficiado podrá resultar adjudicado en todas las zonas aledañas, aunque se encuentre en otro municipio, siempre que no viole el criterio de ubicación, establecido en el numeral 1.2, es decir, que no se encuentren a distancias que impliquen desplazamientos mayores a 30 minutos desde el lugar en donde se encuentra instalada la empresa.

Entérate más:  Yamasá sin ambulancia, harán telemaratón para comprar una


Rolando Lora de La Vega fue uno de los ganadores del proceso, sin embargo, se quejó porque el acuerdo es poco factible económicamente, ya que solo fue contratado para entregar 133 raciones de comida.



Para los representantes de los microempresarios, es inconcebible que el organismo haya adjudicado a algunos oferentes hasta la cantidad ínfima de nueve y 60 raciones alimenticias para llevar a una escuela, lo que según los letrados no es viable ni sustentables para estos, porque gastarán mucho más de lo que recibirán de paga.

No obstante, la profesional de la comunicación destacó que en distintas regionales hay suplidores con más de 1,600 raciones y están suministrando alimentos hasta a 14 centros de estudios.

Agregó que en el proceso también fueron beneficiados oferentes que ni siquiera tenían una cocina instalada, en espacios donde el Inabie debía realizar visitas técnicas y hacer un levantamiento de peritaje de las instalaciones para establecer si estás eran aptas para la cocción de los alimentos que se les brinda a los estudiantes.

Entérate más:  Refuerzan medidas de seguridad alrededor de Luis Abinader

Los abogados ya iniciaron un proceso legal en contra del ente gubernamental, pero lo que aun los detienes es que la entidad no le ha hecho llegar un correo o una misiva diciendo a los oferentes de manera formal que no resultaron adjudicados.

Las denuncias en torno a este tema ocasionaron la suspensión del director regional del Instituto Nacional de Bienestar Estudiantil, Tatis López, quien fue señalado supuestamente por extorsionar a un suplidor a pagar dos pesos diarios por cada ración que estuviera sirviendo del almuerzo escolar para no dejar entrar a otros suplidores al proceso. La acusación fue realizada por el vicepresidente municipal del Partido Revolucionario Moderno (PRM) en Villa Los Almácigos, José Espinal.

Administra 13 % de la partida de educación

El Instituto Nacional de Bienestar Estudiantil (Inabie) administra alrededor de un 13.21 por ciento del presupuesto que otorga el Estado al Ministerio de Educación (Minerd). Así lo dio a conocer la periodista Julissa Céspedes en el programa Reporte Especial que se transmite cada domingo por CDN canal 37. Detalló que en el llamado del proceso de licitación pública para el suministro de raciones alimenticias del almuerzo escolar, la institución estableció que el monto a gastar son 13 mil 362 millones, 433 mil 743 pesos, un 51.74 % de su presupuesto.